Una agenda propia

Debemos plantearnos con valentía analizar, reflexionar, cuidar y dedicar energía y tiempo al análisis de nuestra realidad y nuestras necesidades, a establecer estrategias desde nuestros propios círculos y espacios, y a que nuestras ideas no sean teorías florero y trasciendan y se materialicen.

Ver más Una agenda propia

Para la mujer blanca que quiere saber cómo ser mi amiga: una guía feminista negra para la solidaridad interracial

Cada vez que hablo del racismo en el movimiento feminista, invariablemente se formula esta pregunta como resultado: las mujeres blancas se preguntan “¿qué puedo hacer específicamente con el tema del racismo? ¿Cómo puedo crear solidaridad con las mujeres racializadas? “Es una pregunta complicada, que he estado considerando de cerca durante más de un año, y no hay una respuesta simple. En cambio, hay muchas respuestas, de las cuales ninguna es defintiva y todas ellas pueden cambiar en relación con el contexto.

Ver más Para la mujer blanca que quiere saber cómo ser mi amiga: una guía feminista negra para la solidaridad interracial

Tu silencio no te protegerá: Racismo en el movimiento feminista

La solidaridad entre las mujeres es vital para la liberación. Para que el movimiento feminista tenga éxito, los principios feministas deben aplicarse tanto de hecho como de palabra. Aunque la interseccionalidad se utiliza como una palabra de moda en el activismo contemporáneo, en muchos sentidos nos hemos desviado del propósito previsto de Crenshaw: llevar las voces marginadas de la periferia al centro del movimiento feminista destacando la coexistencia de las opresiones. Las mujeres blancas que se consideran progresistas se describen a sí mismas como feministas interseccionales pero hacen caso omiso de aquellas mujeres que tienen identidades marginadas de raza, clase y sexualidad.

Ver más Tu silencio no te protegerá: Racismo en el movimiento feminista

#YoTambién me quedé sola

Mi jefe me llama. Es tarde quiero irme a comer. Me dice que corre prisa, que pida un sándwich. Lo pido, estoy sentada frente a el, pero no me dice que tengo que hacer. Se levanta y se pone detrás de mi. Siento su respiración. Empiezo a ponerme nerviosa. Pega su entrepierna contra mi cogote. Salto como un resorte. #YoTambién me quedé sola

Ver más #YoTambién me quedé sola