fbpx
lunes, julio 22

Etiqueta: Marbella Figueroa

Carne de carnada
Opinión

Carne de carnada

Mi padre es militar. Él es un hombre negro que nació en 1956 en Huehuetán, un pueblo de la Costa chica de Guerrero. Es el menor de seis hijos de un matrimonio de campesinos, quedó huérfano a los 6 años. La soledad, la migración de sus hermanos mayores hacia la capital y el ambiente precario y violento de su pueblo, lo orillaron a trasladarse a la Ciudad de México en busca de una oportunidad laboral que le ofreciera estabilidad. Es así como a los 18 años, y tan solo con el primer grado de primaria cursado, se da de alta en el 65 batallón de infantería ubicado en Naucalpan, Estado de México. Mi papá me cuenta que jamás tuvo el sueño o la aspiración de estudiar algo en especifico. En su mente sólo existía la idea de trabajar para poder alimentarse y vestirse. Tampoco tuvo opciones,...
Racismo. Un tono que no le va bien a nadie
Activismo Estético, AfroReflexión

Racismo. Un tono que no le va bien a nadie

Adrienne Andersen en Pexels. Woman holding brown and black soft-tube Me encanta el maquillaje. Paso horas viendo tutoriales de beauty bloggers mostrando nuevos productos y técnicas de aplicación. Siempre busco personas que tengan un tono de piel similar al mío para poder darme idea de cómo puedo utilizarlos en mi propia piel.  Curiosamente, nunca me he maquillado de forma “completa”, es decir, nunca he utilizado más productos que labiales y rímel. Quienes gustan tanto del tema como yo, sabrán que esos dos productos son apenas una parte del kit básico para lxs que inician en el mundo del maquillaje.  Entonces, si me gustan tanto los cosméticos, ¿por qué nunca los he aplicado en mí? La respuesta es más compleja de lo que parece, tanto que despertó mi interés por escribir es...
La censura del feminismo hacia las mujeres racializadas
Feminismos, Opinión

La censura del feminismo hacia las mujeres racializadas

La invalidación de las voces provenientes de cuerpxs racializadxs es una constante, se da a todos los niveles y en todos los espacios. Las prácticas cotidianas y los privilegios que generan comodidad para quienes los perpetúan alimentan las desigualdades que se ejercen sobre nuestros cuespxs, el feminismo blanco es excluyente y juicioso, se siente con derecho de decidir sobre lo que se puede o no decir, sobre lo que se puede o no mostrar. Ilustración chacruna.net Mi nombre es Marbella tengo 27 años soy una mujer negra afromexicana. Me cuesta trabajo pronunciarme frente a las posturas feministas. En casa nunca se habló de feminismo, en realidad, hace poco que me aproximé, pero me siento fuera de lugar. Parece como si las demás chicas quisieran implantar en mi cerebro una nueva forma de ...