(NO) importancia de pertenecer a un grupo cultural

Yo, personalmente, nunca había dado importancia a pertenecer a un grupo cultural, pero  al iniciar mi búsqueda como mujer afrodescendiente e indígena brotó el deseo de  conectar con mi comunidad y para ello tenía que saber cual era. En esa búsqueda me  encontré con algunas dicotomías entre la comunidad afrodescendiente o afro e indígena que me impedían conectar con ellas. Por lo tanto, decidí reflexionar el porqué tenía esa  sensación. Durante mi reflexión recordé una experiencia vivida en mi infancia que  quiero compartir para a raíz de ella poder explicar mi sentir. 

Recuerdo que en el colegio cuando salía al patio a jugar siempre veía un grupo reducido  de latinos y que ellos mismos se definían como indígenas. También había otro grupo  muy reducido de afrodescendientes o africanos, los cuales también se autodefinían como tal. Yo recuerdo no postularme en ningún grupo porque ni siquiera era consciente  de mi negritud, pero imagino que ellos tampoco estaban formando esos grupos de  manera fortuita, sino más bien porque sentían que al juntarse entre ellxs generaban esos  lazos y complicidad cultural que con el resto no podían. Al paso de los años, hallé que  esa manera de ver el patio no iba a ser eso… una fortuita forma de ver el patio, un juego  de personas infantiles que hay que olvidar en la vida adulta, ¡no! Descubrí que la  sociedad al final también estaba organizada del mismo modo, provocando que cada uno  de los colectivos culturales tomase una actitud tan desarraigadamente arraigada que  rechazaba o se oponía a las personas que no compartían su cultura y visión sobre la  sociedad en su totalidad. 

Es decir, a veces me he acercado a la cultura indígena porque tengo amigos o  simplemente porque quiero conocer más sobre mis raíces, pero he sentido rechazo  cuando han visto mi parte afro. Lo mismo me ha pasado cuando me he aproximado a la  cultura afrodescendiente o afro, al ver mi parte europea o indígena también me han  rechazado. Y en ambas comunidades he sentido el recelo al expresar que soy adoptada,  por lo tanto, también mallorquina. Y no los juzgo, soy plenamente consciente que ser  negrx en mi sociedad se hace especialmente de difícil.  

Con todas estas líneas no quiero hacer sino una reflexión unánime sobre lo que  queremos erradicar. Que es el racismo. Pienso que para generar una lucha exitosa no  debemos dejar de ser autocrítcxs con nosotrxs mismxs y entender primero que está bien  que tengamos una identidad sociocultural propia distinguiéndonos lxs unxs de lxs otrxs  porque hay diversidad y eso enriquece. Pero nuestro trabajo también es concienciarnos en no caer en esos patrones de los que queremos salir. Sé que podemos convertirnos en  personas potencialmente ciegas ante el racismo si pertenecemos a esa generación que se  ha criado en Europa. Muchas veces los patrones racistas nos vienen impuestos, caemos  y no nos damos cuenta de que los repetimos provocando luchas entre nosotrxs. Yo sé  que existen tantas historias como culturas, que cada una de ellas es válida y tiene que  tener cabida y representación en nuestra sociedad, pero sin olvidar que a pesar de que  somos distintxs, unidxs somos más fuertes.

Que el querer unirnos o identificarnos a un colectivo cultural no sirva para  empequeñecer a los otros o sentirnos presionadxs, sino para poder hacernos poderosxs y  fuertes acompañando a lxs demás hermanxs pertenezcan a otra comunidad cultural o a  ninguna (como es mi caso). Autoeduquémonos, autoprotejámonos, (re)conozcamos  nuestro pasado para desarrollar esa conciencia antirracista que llevamos dentro pero que  muchas veces no podemos expresar por falta de espacio, porque se nos oculta la  información o porque se nos silencia.


Noemi Crehuet Comas 

28 años. Licenciada en filología española.

Activista antirracista.


Sawabona, palabra que proviene del África del sur, significa “Yo te respeto, yo te valoro, eres importante para mí”. Si te gusta nuestro contenido con cada donación Ko Fi nos estás diciendo SAWABONA.


Una respuesta a “(NO) importancia de pertenecer a un grupo cultural”

  1. Me siento tan conectada con este post. Es lamentable que entre nosotros mismos existan este tipo de rechazo que yo también lo he vivido, incluyendo sesgos de «que yo debería de ser de una manera y no de otra» dada mi raza. Cada uno de nosotros es como es y ahí está nuestra esencia, que debe respetarse y al contrario del rechazo sería un beneficio enorme que todos los afrodescendientes del mundo estuviéramos completamente unidos, con nuestras diferentes costumbres, idiosincrasias de cada lugar de donde venimos. Pero en fin.. El mar…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.