Mi confusión con mi color de piel. Testimonio

Mi color de piel, Afroféminas

A lo largo de estos 18 años de vida que tengo, he tenido mucho tiempo para reflexionar acerca de lo que de verdad significa #ser #negra, como puedo enfrentarme a ello y sobre todo comprender mi situación de privilegio. 

Mi #color de piel siempre ha suscitado confusión para todos los que me rodean, porque ni soy mestiza, ni soy lo que socialmente se considera “negra”. Ninguno de mis padres es blanco, mi madre es ecuatoguineana, mi padre dominicano. Me crié en un entorno donde los blancos me recordaban todos los días que yo para ellos era negra. Recuerdo que uno de ellos solía preguntarme por qué me llamaban negra si mi color de piel era como el de un “Simpson”.

También recuerdo llorarle a mi madre por alisarme el pelo. Mi #afro natural no me parecía bonito, al menos eso decían mis compañeros de clase. Por aquel entonces casi todo mi círculo de amistades eran mestizas, asiáticas y latinas, por lo que no viví el “colorismo” al cien por cien hasta que empecé el instituto.

La mayoría de chicas eran negras y algunas me miraban con una cara que en ese momento no entendía pero que ahora sí, tenían rabia, rabia porque yo no era lo suficientemente negra.

“Que guapa eres, pareces mestiza”

“Debes de ser latina”

“Así que eres de África, ¡qué #exótico!

En su momento me reí o no respondí, me hacía sentir confusa. ¿Cuál era el problema con mi piel?

Cuando me mudé a Guinea, fue como un mazo en la cara. Me había sentido discriminada por los blancos en España, por lo que no entendía por qué me insultaban en mi propio país por tener un color de piel diferente. Los comentarios cambiaron y fueron sustituidos por
” Mirala, sale de España ya se cree mejor sólo porque es clara”

“Chica de mi color”

“Te voy a casar, así aunque sea negro nuestros hijos saldrán claros y guapos”

Para mí era una tontería, pero me sentía herida. No entendía del todo mi “privilegio” y por qué mis paisanos reaccionan así. El problema está en que todo lo que es blanco o más claro es mejor, por lo que todo lo que es más oscuro es malo, es mucho más fácil desenvolverse en el mundo si tienes la piel clara. A veces cuando veía una chica con la piel más oscura que yo, deseaba tener su piel, para camuflarme y dejar de ser el blanco de todas las miradas. Tuve que aprender a querer mi #color de piel, no porque fuera claro, sino porque es mío.

La sociedad en la que vivo me obliga a ser fuerte, tengo cuatro características que me obligan a ello ya que son objeto de constantes críticas

Soy mujer
criada en europa
de piel clara
y joven.

Teniendo todas estas características en sociedades africanas equivale a tener que estar constantemente luchando por tus derechos, el que tenga 18 años es equivalente a que soy una delincuente, que no tengo ni idea de lo que hablo y que “ya lo entenderás cuando seas mayor”. No me apetece esperar, prefiero seguir leyendo, investigando y trabajando para acabar con tanto racismo, machismo y demás conceptos que la gente no quiere ver.

 

Keyla Sam

Fundadora del grupo juvenil ecuatoguineano feminista Femi-pro
Miembro del grupo Barbarrio E.G

Instagram: okeykhaos.sw

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s