El caso O.J. Simpson

american-crime-story-02La serie sobre el caso O.J. Simpson narra el proceso judicial en torno al asesinato de la exmujer del jugador de futbol y su amigo Ronald Goldman, encontrados en la casa de ella el 12 de Junio de 1994.

O.J. durante el juicio junto a su equipo de abogados

Basada en hechos reales, y en el libro del abogado Jeffrey Toobin The Run of His Life: The People V. O.J. Simpson, se vertebra en torno al juicio y a la situación social de la sociedad norteamericana y la comunidad afroamericana a mediados de los años noventa. Parte del telón de fondo es el caso Rodney King, aquel taxista que fue agredido impunemente por la policía de Los Ángeles en 1991, a pesar de que existían grabaciones donde claramente se podía ver el abuso de poder y la extrema violencia con la que los policías le trataron, aun estando esposado.

oj-simpson-rodney-king

El caso Rodney King produjo disturbios en la calle de tal calibre que incluso el Ejército estadounidense, la Marina y la Guardia Nacional tuvieron que ser movilizados. Así que el caso de O.J. Simpson apareció en un clima social y político muy enturbiado.

La serie, nominada a 22 Emmy este año 2016, cuenta la historia de un ídolo deportivo y mediático, ejemplo para muchos jóvenes de la movilidad social ascendente de la sociedad norteamericana. Su caso, ampliamente cubierto por la prensa amarillista, fue un juicio dentro y fuera de la sala del juzgado, fue también un espectáculo mediático que mostraba el racismo sistémico de la sociedad norteamericana pero también el profundo machismo en la forma en que fue tratada la fiscal por parte de la defensa y los medios de comunicación.

oj-simpson-3

Retoque fotográfico sobre el color de piel de O.J. Simpson por parte de los medios

Para gran parte de la sociedad, O.J. Simpson estaba siendo perseguido por las autoridades por el hecho de ser negro, fue colocado en la escena del crimen desde el inicio de la investigación, y las incontables denuncias previas de su exmujer por palizas y abusos no ayudaban en su defensa. El hecho de que su exmujer fuese blanca y él negro tampoco mejoraba su defensa en una sociedad que dibuja a los hombres negros violentos y criminales por naturaleza y que tiene dificultades en la aceptación de las parejas interraciales.

Para otra parte de la sociedad, el asesinato de su exmujer era el último paso de toda la violencia que había descargado sobre ella durante su matrimonio.

Las intrigas internas y personales de su equipo de abogados así como de la fiscalía no quedaron fuera del foco mediático en donde también aparecieron casos de traiciones en la pareja que complicaban el asunto. Fue un juicio largo, duro para todas las partes y muy dicotómico: o estabas con O.J. y con la comunidad negra o estabas con la policía de Los Ángeles y el racismo.

La serie, entre otras cosas, nos ayuda a pensar en la situación actual, en la banalización de la tragedia y la violencia de género, en el Black Lives Matter y en la violencia simbólica y real que sufren tantos hombres y mujeres, contextualiza porque es tan significativo que la policía norteamericana acuse a Beyoncé de ser antipolicial y las raíces históricas que este tipo de dinámicas tienen en EEUU para desacreditar a las figuras mediáticas afroamericanas. No desvelaremos aquí que pasó al final, pero desde luego, su caso no queda tan lejos.

Elena Herrera QuintanaAutora: Elena Herrera Quintana

Más textos de Elena

Un comentario en “El caso O.J. Simpson

  1. Estuve viviendo en Estados Unidos en esa época y recuerdo claramente el video de la paliza a Rodney King y el uso excesivo de fuerza una vez que se tiró al suelo boca abajo rodeado por policías armados. En mi experiencia de ver 25 años los noticieros, es moneda corriente de parte de la policía que eso pase, es algo intolerable de ver por lo burdamente excesivo y repulsivo que resulta que cuatro o cinco hombres armados pateen y golpeen con saña a una persona que está tirada en el suelo.
    En cuanto al juicio de O.J.Simpson, que también seguí por TV. fue una continua manifestación social de sentimientos reprimidos, ya que todo el caso sirvió para que se cayera la máscara cotidiana del “tratamiento políticamente correcto” y se mostrara el enojo de partes de la sociedad que no son tratadas ni vistas “equal”. Independientemente del hecho que se estaba juzgando (si Simpson asesinó a su mujer y al Sr. que vino a devolverle los anteojos que había olvidado en el Restaurante, o no,), según las leyes norteamericanas “cualquier ciudadano es considerado inocente hasta que se demuestre lo contrario). Pero en la realidad, lamentablemente eso no es así si el acusado es African American o Latino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s