La protesta de una niña sudafricana

protesta de una niña sudafricanaEsta es una poderosa imagen de una chica negra de trece años en uniforme oponiéndose contra un hombre blanco cruzando los brazos, que se ha hecho viral.

Pero, ¿Por qué?, la chica de la imagen es Zulaikha Patel una adolescente sudafricana que al verse amenazada de ser expulsada de un instituto,ha iniciado una protesta en contra de las leyes capilares del instituto Pretoria, que al parecer tiene una  norma que va en contra del pelo afro y cualquier otro peinado de origen africano, y no sólo peinados sino también accesorios como el turbante.

En este caso, la víctima, se ha visto obligada a cambiar de colegio tres veces por las leyes de los colegios  que impiden que lleve su pelo al natural,ya que va en contra de los códigos de conducta,pues no ven con buen ojo estético, cualquier pelo que no sea el típico pelo liso caucásico, aunque  las burlas de sus compañeras de clase comparando su pelo con repollo, no ayudaban tampoco.

Al igual que Zulaikha muchas otras jóvenes de su edad se han visto amenazadas por estas leyes discriminatorias, en las que se ven obligadas a desrizarse el pelo o directamente a cortarse el afro.

A pesar de que hace ya varios años de la segregación en Sudáfrica, se sigue notando una gran división entre los habitantes, mayormente los blancos siguen siendo los que tienen el poder, otras estudiantes afirman que muchos profesores les prohíben hablar en Afrikaans( idioma hablado en Sudáfrica a parte del inglés ) acusándolas de conspiración.

Lo indignante, es que no es la primera vez que alguien tiene que rebelarse contra el sistema educativo,para que lo acepten tal y como es, porque con el pelo afro se nace es parte de la persona, no se puede ir en contra de la naturaleza.

Y no sólo pasa en el sistema educativo, sino que también en el sistema laboral, a la hora de buscar trabajo, muchísimas mujeres negras, no sólo tienen que enfrentarse a los problemas de color de piel, también está la pega del pelo, la mayoría de las veces suelen tachar de no profesional a los peinados de origen africano, como si el modo en el que llevas el pelo influyera de alguna manera en tu rendimiento.

Hemos recorrido un largo camino desde la esclavitud, siglos en los que a las mujeres negras se les obligaba ir con el pelo tapado para poder esconder sus rizos incontrolables. Una marca notable todavía a día de hoy, causando el sufrimiento de miles de mujeres que sufren día a día usando productos químicos muy dañinos,pelucas, extensiones o muchos otros métodos dolorosos por el simple hecho de acercarse aunque sea un poco a los estándares de belleza caucásica.

En un mundo en el que las mujeres negras todavía están aprendiendo a quererse, leyes como estas sólo hacen que no avancemos.

Pero si hay una cosa que está clara,¡Es que seguiremos luchando!

Koulé CoulibalyAutora: Koulé Coulibaly

Más textos de Koulé

9 Respuestas a “La protesta de una niña sudafricana”