Crónicas de nuestro taller de microrracismos-micromachismos

crónica del taller microrracismos-micromachismos_Afrofeminas

Quiero presentaros cuáles han sido los resultados de los dos talleres de microrracismos- micromachismos que impartí el pasado lunes 21 de Marzo y hoy 23.

Los dos se han impartido en una biblioteca para adolescentes (CUBIT) en una sala donde aún estaba la exposición Rotundamente Negra.

Antes de comenzar pude conversar largo rato con una periodista de Radio3. La entrevista en cuanto la tenga os la mostraré.

Los chicos estaban entre las edades de 14 a 15 años aproximadamente. En el primer grupo los profesores se mostraron muy educados desde el principio y ellos también decidieron recibir el taller.

Hice muchas preguntas y entre las primeras estuvo (es literal): ¿Qué opiniones positivas habían escuchado sobre los negros y negras? Los chicos se sorprendieron un poco. No esperaban que fuese tan directa, pero se animaron a hablar. Me dijeron más o menos lo predecible: que bailábamos bien, nos movíamos bien.

Inmediatamente pasé a la segunda pregunta: ¿Qué cosas negativas habían escuchado sobre los negros? Ahí apenas quisieron hablar. Uno de ellos se atrevió a decirme que “transmitían enfermedades”.

Les pregunté se habían convivido con personas negras: familias, amigos, etc. Y en este caso me dijeron que tenían amigos. Una de las chicas de la clase era negra.

taller microrracismos 2_Afroféminas

Seguí avanzando y les comenté qué personas leían Afroféminas: mujeres negras, mujeres blancas, hombres, madres (blancas y negras) adoptivas de adopciones interétnicas, parejas mixtas, etc. Les conté además qué echaban en falta estas personas y que era fundamentalmente el motivo por el que leían Afroféminas. . Les puse el ejemplo que cuando publicamos un texto sobre parejas mixtas en Enero entraron alrededor de 5 mil personas en un día.  Y les pregunté ¿por qué creían que pasaba esto?

El segundo grupo en cambio se animó más en hablar sobre los aspectos negativos: “habían escuchado que los negros eran pobres, salvajes, vestían mal y olían mal”. En cuanto a los positivos además de que bailaban bien, eran “fuertes y rápidos”.

Hasta este momento se estaban  moviendo entre sus propias creencias. Me preguntaba ¿por qué iban a creer los comentarios  positivos y no los negativos?

En el primer grupo había uno que, no lo decía claramente, pero se sentía que tenía que decir que él no era racista. Tuve que decir varias veces que no lo personalizaran, que allí estábamos para aprender. Otro venía de la Habana y estaba acostumbrado a convivir con el mestizaje como si eso fuese razón suficiente para no conocer el racismo. Le pregunté: Cuándo decimos mulato atrasado o mulato adelantado, el “atraso” o el “adelanto” con respecto a qué raza es? En ese momento se quedó callado, se acababa de dar cuenta que podríamos tener un lenguaje racista sin saberlo.

Seguí insistiendo y les recordé una frase que se suele usar mucho: “era rubio, de ojos azules, … era el hombre perfecto”. Les pregunté: ¿Quiénes hablaban así hace unos años atrás?  Sólo un niño supo decirlo: los nazis.

Les pregunté: ¿por qué un hombre negro no se le puede imaginar dentro de esa perfección? ¿Qué le hace imperfecto? Se quedaron muy callados. Estaban dándose cuenta qué intentaba decir.

Les mostré fotos de hombres negros reales. Les informé sobre su formación, actividad profesional, etc. Y mi pregunta fue: cuando hablamos por ejemplo del “negro del whatsapp” imagináis hombres así? Me dijeron que no, me dijeron que nunca los hubiesen imaginado así.

taller microrracismos 1_Afroféminas

En el segundo grupo me dijeron lo mismo con respecto a las mujeres. Decían que nunca hubiesen imaginado mujeres como las que yo les estaba presentando, entre las que me incluía porque comencé con mi historia personal. Me dijeron que no sabían que habían escritoras y periodistas negras en España, que la culpa la tenía la tele porque ellos sólo veían mujeres pobres.

Les mostré el audiovisual de microrracismos que hicimos en Afroféminas. Me continuaban diciendo que no imaginaban a las mujeres negras así, ni mucho menos que existiesen los problemas que ellas estaban denunciando.

Me di cuenta que todo les parecía demasiado nuevo.

En cuanto a los micromachismos los discutimos desde el discurso de Chimamanda “Todos debemos ser feministas”. Es decir lo analicé desde el punto de vista de una mujer negra y ahí paré porque era demasiado. Llevábamos casi 3 horas.

Los profesores del primer grupo se acercaron rápidamente  a mi y me dijeron que me lo agradecían muchísimo, que estaban muy contentos, que ellos reconocían que les faltaba este punto de vista y que además se habían dado cuenta que la chica negra en la medida que avanzaba el taller, le encontraban más entusiasmo, dijeron literalmente: es como si te hubieses convertido en un referente para ella.

Sin embargo yo no me había percatado. Estaba quizá más atenta a un chico que mostraba rebeldía. Se le veía claramente en sus gestos. Ya casi al final del taller, decidió hablar y para mi sorpresa, muy bien.

microrracismos-taller_Afroféminas

Mi conclusión es que si estas cosas deberían escucharlas los chicos y chicas de estas edades, antes que nada deben escucharlas sus profesores. Los del primer grupo demostraron qué es tener vocación de profesores, el segundo grupo recibió el taller sólo conmigo porque sus profesoras antes de comenzar ya habían pensado en marcharse. Se quedaron unos minutos más porque yo personalmente se los pedí.  Me parecía completamente ilógico que tratando un tema tan importante, ellas decidieran marcharse. Aún así, los chicos y chicas se comportaron muy bien y participaron. Entre ellos había un chico de origen venezolano con abuelo negro (participación de diez), tres de orígenes cubanos, dos chicos de un país de África y el resto blancos españoles; es decir había un abanico de sensibilidades y culturas. Estos estaban más dispersos, supongo porque estaban conmigo, que acababan de conocerme y sus referentes más cercanos, es decir sus profesoras, ya se habían marchado hace mucho.

También he pensado después de esta experiencia, que cuando sales de los espacios de confort, siento que hay que comenzar de cero. Debatir como si fuese la primera vez el tema de la identidad afroespañola, la invisibilidad mediática, la tendencia a un canon de belleza único o la falsa creencia que no existen negros y negras suficientemente formados para ofrecer su punto de vista y que por tanto los eventos relacionados con el racismo, por ejemplo,  deben estar organizados y asistidos sólo por personas blancas. Para esto último cité dos ejemplos y expliqué por qué esto era una muestra más de microrracismo.  Creo que es necesario que se conozca nuestro discurso, que se hable desde la sinceridad, sin eufemismos, buscando la empatía, pero que se hable ya. Hemos de salir del guetto.

Algunos en las redes nos acusaron de que estábamos siendo complacientes, que estábamos casi rogando para que la gente no fuese racista. Nada más lejos de la realidad. Afroféminas cree en la educación porque es mágica, porque hace que a través del razonamiento la gente llegue a entender cosas, reaccionar ante estereotipos interiorizados. Si después de todo este camino la persona quiere continuar incidiendo en lo mismo, entonces estará claro que no tiene ningún deseo de cambiar y que es una persona racista.

Lo cierto es que con todo esto queremos dejar una semilla dentro que, dependiendo de sus profesores y entorno familiar, germinará o no. El sólo hecho de recibir este taller ya significa dejar una huella en su educación. Y viendo sus caras de asombro y sorpresa, creo con sinceridad, que más de uno o una, salieron de allí, con muchas cosas en las que pensar.

Autora: Antoinette Torres Soler

Más textos de Antoinette

4 comentarios

  1. Muy buenos talleres, me encanta la forma como damos pequeños pasos en la lucha contra el racismo y el machismo, y más vos que estás en Europa. Acá en Colombia apesar de tener el 40% de la población negra, aún nos llaman resentidos si hacemos algúna réplica por que sentimos racismos, es prohibido hablar de racismo por que nos dicen “que tenemos complejos de inferioridad”. en Colombia el 70 % de las víctimas del conflicto armado son negras y negros.Un abrazo desde la distancia.

  2. El trabajo está bien hecho, solo lo unico que no estoy deacuer es la identidad”AFROESPAÑOLA ” esto estal nomenclaturado, creo que no se puede formar un nacionalidad o identidad entre un país y un continente hoy día, por que África no es un país, ej; hispano-guineoecuatoriana, hispano-maliense/na, franco-camerunés, …etc

  3. Cómo me ha emocionado leer en que consiste tu taller. Estamos muy lejos de que la gente lo entienda, tu labor puede hacer muchísimo ,que falta de interés muestra el profesorado que no le interesa y sale del aula. ¿También lo haran en otras charlas? Este sábado fuimos a ver “No es país para negras” poquisima gente blanca. ¿Tenemos miedo de sentirnos atacadas? ¿No nos interesa? ¿Pensamos que sobredimensionais? Y cuando lo cuentas a tus amistades y te ven una exagerada que pensando y trabajando esos temas con tu hija quizás “se los estes poniendo tú porque ella no lo habría pensado”. Mi hija se identifico con lo que oyo en la obra. Tú taller me ha resultado muy interesante, lo que has comentado lo encuentro muy acertado, cómo me gustaría que llegaras a muchos institutos y que existieran más iniciativas para primaria. Que hicieras un video resumen de la charla sería algo que podría llegar a mucha gente. Mucha suerte en el proyecto y infinitas gracias porque hay mucho por hacer en estos temas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s