¿Lo que no se nombra no existe? Llamemos lo negro por su nombre: negro

«¡Esta chica se ha quedado anclada en el tema de lo negro!», seguro dirá algún amigo o amiga. Ya lo ha hecho mi padre, conocidos, en fin. Pero sucede que lo negro, por decirlo de una forma, no se advierte como norma, no se contempla como posibilidad primera, es una opción apenas conveniente, no es algo que pueda ser, que ocurra, no se piensa que alguien lo sea, no es el primer pensamiento.

Ver más ¿Lo que no se nombra no existe? Llamemos lo negro por su nombre: negro