fbpx
lunes, mayo 20

Etiqueta: diario

Diario de pandemia 4. Hoy no saldré a aplaudir
Actualidad, Opinión

Diario de pandemia 4. Hoy no saldré a aplaudir

shutterstock Esta cuarta entrega de mi diario de pandemia es la que más me ha costado escribir. Los días de confinamiento, incertidumbre y malos pensamientos se acumulan en mi sufrida cabeza. Mi pelo era color platino, pero ahora vuelvo a mi ser natural de cabello negro azabache. Llevo 36 días confinada y empiezo a sentir las secuelas de la soledad. No puedo evitar sentir comprensión por los que se saltan la cuarentena. Pero entonces pongo la televisión (la pobre está trabajando a destajo estos días) y me dicen que son insolidarios, malvados contagiadores que merecen que caigan sobre ellos las siete plagas, que con la que tenemos encima serían ocho.  Se jalean actos punitivos de la policía en los medios progresistas y me siento incómoda. Mi mente viaja a solo hace unos meses, cua...
Diario de pandemia 3. Adios Twitter y soñando con Morgan Freeman
Actualidad, Opinión, Testimonio

Diario de pandemia 3. Adios Twitter y soñando con Morgan Freeman

Estos días han proliferado las películas de catástrofes en las plataformas y cadenas televisivas, quizás buscando que visualicemos ese final feliz que todos necesitamos como agua de mayo.  Me he tragado casi todas, mis preferidas son las que tienen que ver con ataques de alienígenas o la llegada de un meteorito que destruye la Tierra. En este subgénero del subgénero del cine de catástrofes, siempre, cuando todo parece perdido, todo el planeta se une para vencer la amenaza, después de un discurso lacrimógeno del presidente de los Estados Unidos (como bien mandan los cánones de la colonización cultural) que puede interpretar Morgan Freeman o un atlético tipo blanco y joven expiloto de las fuerza aéreas. A mí, el presidente estadounidense que me ha tocado es ese señor naranja ...
Diario de pandemia 2. Balcones, racismo y canciones
Actualidad, Testimonio

Diario de pandemia 2. Balcones, racismo y canciones

Salgo dos veces a la semana y solo a comprar. Ese momento caminando por las calles desiertas es una inyección de vida, mezclada con la melancolía que produce ver una ciudad que parece sacada de una película que transcurre en después de una guerra nuclear. Hemos desaparecido los humanos y han vuelto a aparecer los animales. Somos una plaga para ellos. En mi barrio dicen en la panadería que los domingos se puede ver circular a los  patos de un río cercano. Delante mía va una señora que parece latinoamericana, los rasgos nobles de los pueblos originarios se notan en su rostro. Mantengo la distancia de seguridad y voy a un paso rápido, como ella. De repente alguien desde uno de los balcones que nos rodean una voz femenina nos grita: ¡A casa!  Me han contado y he leíd...
Diario de pandemia. Balcones, aplausos y miradas desconfiadas
Actualidad

Diario de pandemia. Balcones, aplausos y miradas desconfiadas

Los días en cuarentena pasan de manera lenta. Nos hemos hecho habitantes del aburrimiento y ciudadanos de Netflix, que es donde pagamos impuestos todos los meses. Las que ya no trabajamos y nos han hecho un ERTE (palabra técnica para sustituir un vete a tomar por…) nos comemos las uñas y visionamos las series en una sentada con abuso de palomitas y dulces incluido. La tristeza me ha caído encima en forma de un futuro incierto y que augura sufrimiento económico. Estoy preparada: soy mujer negra e hija de migrantes y la vida en el alambre la tengo más que visitada. La primera semana me hice todas las tablas de ejercicio que compartía la millonaria esposa de un millonario golpeabalones del Real Madrid. Mi salón tenía el tamaño de su mesilla de noche. Ellas me enseñan su vida de ensueñ...