fbpx
viernes, abril 12

Etiqueta: acoso laboral

Testimonio de acoso laboral racista
Antirracismo, Denuncia, Testimonio

Testimonio de acoso laboral racista

Me llamo Jordi Callejo y, a pesar de ser nacido en Barcelona y estar totalmente arraigado en mi país, cuento con unos rasgos físicos que me convierten en una persona racializada debido a mi ascendencia filipina. A lo largo de mi vida he vivido numerosas situaciones racistas en las que se me ha tratado como un ciudadano de tercera. Y lo peor de todo es tener que agachar la cabeza y hacer como si nada hubiera pasado. Escribo este artículo porque me he cansado de callar. Estoy harto de autocurarme las heridas del racismo en silencio, autoculpabilizándome por hechos que no son de mi responsabilidad. Ejemplos podría poner muchos, pero servirá el último caso que he sufrido. Llevo más de trece años trabajando en la misma empresa. Bajo los ojos de un empresario consideraría que soy un ...
Acoso laboral racista en la Comisión Nacional de Energía Atómica de la Argentina
Actualidad, Denuncia, Testimonio

Acoso laboral racista en la Comisión Nacional de Energía Atómica de la Argentina

La física Karim Bonifacio Puldo es una mujer migrante afroindigena quien por sus rasgos físicos y su origen ha sufrido discriminación, racismo, violencia laboral, acoso sexual y amenazas de muerte, en el Departamento de Ensayos No Destructivos perteneciente al Centro Atómico Constituyentes de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), lugar donde trabaja.  El ministerio de la Mujer y Diversidad se lavó las manos, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) no se pronunció al respecto y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) la dejo sola. ¿Con cuál institución podés contar cuando sufrí violencia y/o acoso laboral en Argentina? Buenos Aires-Argentina- El acoso laboral es definido por la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Labora...
Pelo natural, peinados y discriminación
Activismo Estético, Denuncia, Pelo Afro, Testimonio

Pelo natural, peinados y discriminación

El sábado fui a un banco y el cajero me dijo que le gustaban mis rizos. Le dije, a modo de chanza, que debería dejarse los suyos. Me respondió que si en el banco se lo permitieran, él lo haría. El lunes una chica me indicó que su pelo crece como el mío pero que se lo había alisado porque, como estaba desempleada, no se atrevía ir a las entrevistas de trabajo con su pelo rizado por temor a que no la contrataran. Esto me llevó a reflexión: los bancos (como muchas otras entidades, tanto públicas como privadas: he sabido de jueces que no admiten que abogadas suban a estrado con su afro) no permiten a su personal llevar su pelo al natural. ¡Y ni qué decir si lleva trenzas! Puede que se tomen a la ligera esto del cabello, pero es un asunto que va más allá de la mera estética. Es un asunto de id...
Mi primer empleo después de ser madre soltera
Testimonio

Mi primer empleo después de ser madre soltera

Me acuerdo bien de esa experiencia, para ser sincera nunca la he olvidado. Yo tenía 24 años, un hijo de tres meses que criar y ningún dinero en el banco. Había salido de una experiencia de trabajo precaria antes del embarazo y pedía a todos los santos por un empleo. Cuando ese empleo apareció, yo se lo agradecí a los cielos y fui con toda mi dedicación trabajar y con la idea de que ahora yo iba a poder cuidar y suplir todas las necesidades de mi hijo. Soy pedagoga, y fui contratada para elaborar proyectos pedagógicos en una consultoría relativamente nueva. En la oficina todas las personas eran blancas, yo iba a ser la primera negra allí. Al final de una agitada primera semana de trabajo tuve una de las más dolorosas experiencias de mi vida: Una de las propietarias me l...
Diario de una mujer negra en el mundo del trabajo
Testimonio

Diario de una mujer negra en el mundo del trabajo

Hola compañeras Hermanas Soy Viviana Santiago, una mujer afrobrasileña, madre sola, maestra... En mi vida, desde que era una niña he vivido las violencia racista, pero casi siempre, cuándo  eso se pasaba en el mundo del trabajo, no he podido más que callar y seguir trabajando. Es innecesario decir que casi siempre en el mundo del trabajo no he podido hablar de lo que me pasaba. En muchas ocasiones mis jefes o incluso mis colegas se dedicaban a hacerme más pequeña, a hacer invisible mi esfuerzo, o a poner muchas barreras para que yo no pudiera  tener un avance natural. La cuestión es  que estoy harta de silencio, harta de lágrimas a solas, o de pensar que estoy loca en la soledad de la noche en mi habitación. Si, tengo en cuenta que en esta sociedad el racism...