La evolución de la represión

Bajo la alfombra hay miles de historias desconocidas de mujeres que sufren represión por haber pretendido ejercer sus derechos más básicos en la vida. ¿Cuántas familias prohíben a sus hijas navegar por Internet, para que no se abran demasiado al mundo? ¿Cuántas chicas están encadenadas por las costumbres espinosas? ¿Cuántas niñas se casan a temprana edad obligadas? ¿Cuántas se torturan cotidianamente por querer, por aprender, por hablar, por discutir, por vivir, …?

El show de las Naciones Unidas

He caído en un mar  de confusión después de ver las noticias de la UNGA (Asamblea General de las Naciones Unidas en sus siglas en inglés), es que no se si considerarlo como un debate responsable que se encarga de los asuntos más problemáticos del mundo, y en el que están representados sus 193 miembros, que son los líderes del mundo “DUEÑOS”, o tomarlo como un monólogo nostálgico sin sentido

De Diosa a esclava. En la ruinas de la divina tierra del loto sagrado

La actualidad nos devolvió a una edad de barbarie humana; la cabeza de la mujer se ve como un estigma, y la debe cubrir. Debe mantenerla cubierta por fuera, pero también  por dentro. No puede tener pensamiento propio,  ya que la imaginación está bien controlada por las leyes del país, se tira encarcela diariamente a mujeres por escribir, dibujar, cantar, hasta por hablar y discutir, como si tuvieran alergia a todo lo que surge de la creatividad femenina.