Yo no soy racista. El racismo en España es institucional, social e individual.

yo-no-soy-racista

El racismo en España es institucional, social e individual

Hablamos de un país que expulsó a los musulmanes quienes llevaban viviendo siete siglos en España, mucho más de lo que habían estado los godos conversos, que habían convertido Al-Andalus en la capital mundial de la cultura y de la ciencia. Sin hablar del poderío económico del califato de Córdoba que aventajaba sobradamente a los grandes focos europeos de su época (Florencia, Venecia, Rotterdam).

Después vinieron los judíos, venga se me mueven rapidito, o se convierten o se van. Y claro los que no se quisieron ir, se quedaron con un tufillo siempre sospechoso. Marrano, fue el apelativo con el que se les denominó. Al contrario de lo que se cree, la palabra marrano no se toma del apelativo porcino para asignárselo a los judíos conversos, sino que es exactamente al contrario,  se toma de estos, como máxima expresión de desprecio, como un sinónimo más del sustantivo cerdo. La realidad es que etimológicamente, marrano viene del árabe muharrám que significa “declarado anatema”.

Y para que no se crean que nos engañan y que les vamos a seguir dejando que, con su próspera actividad, conviertan esto en un lugar civilizado, creamos la Santa Compaña, que al paso que sofríe la tibia fe del converso, se queda con sus bienes repartiéndolos  a pachas entre la monarquía y las más necesitadas órdenes cristianas del momento.

No, pero los españoles no somos racistas.

Los gitanos, ahí están. Ya el célebre monarca constituyente y yo el primero, tomó la insólita decisión ( hasta la fecha, que luego la idea prendió y complació a muchos) de arrestarles a todos de una vez y casi en una sola noche. Al parecer encarceló a 9.000 gitanos de una tacada. Y dijo al respecto el afamado Marqués de la Ensenada: Falta lo principal, que es darles destino con que se impidan tantos daños y extinga si es posible esta generación.1

No, no estamos leyendo ningún manual de la Germania de 1939, es la España ilustrada del siglo XVIII.  Estamos ante uno de los primeros crímenes contra la humanidad por motivos raciales bien documentado. Y esa norma y ley permaneció en vigor durante 16 bárbaros años, hasta que el mejor Alcalde de Madrid decidió indultarlos. ¿Indultarlos de qué? ¿De ser gitanos? En fin, como para que volvieran a fiarse de los payos por siempre jamás.

¿Y en América? Mejor no extenderse mucho. Si no fuera suficiente con la contribución al léxico de la ignominia con la citada marrano, en América, orgullosamente inventamos el palabro mulato, que viene de mula, es decir la mezcla del caballo y el asno se utilizó para definir la mezcla entre blanco y negro.

No somos racistas, se dice con un deje de suficiencia y generosidad. Recientemente en un acto social al que tuve que asistir por razones laborales, una señora dedicó quince minutos a explicarme las razones por las que su hijo estaba casado con su negra nuera y lo estupenda que era. Evidentemente eso no hubiera sido necesario de ser su nuera menos pigmentada.

Pero si todo lo anterior es triste, abochornante, lo que resulta terrible es la actitud institucional. Pruebe a llevar un deportivo con un rostro repleto de melanina. Le parará la policía media docena de veces al mes. Y además con insolencia y desconsideración. Encima les fastidia que un negrata como dicen ellos, tenga dinero y estatus social.   Lo del metro y resto de lugares de transporte público para que les voy a contar.

Y si quiere buscar trabajo, por cualificado que sea su curriculum no aspire a puestos por encima del sector servicios primario: camarero, limpiador o asistenta.

Hay excepciones, eso sí, pero no las busque en El Corte Inglés.

Autor: Alfonso del Álamo

Texto original: cedido por su autor: https://alfdala53.wordpress.com/2014/06/11/yo-no-soy-racista/

Nota: Los datos de la gran redada están tomados del artículo de Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Redada

5 comentarios en “Yo no soy racista. El racismo en España es institucional, social e individual.

  1. Me parece que este señor hace una aseveraciones que rozan el infantilismo expositivo e histórico. Pretender enjuiciar acontecimientos del pasado con mentalidad de hoy es todo un disparate. Llegar a hoy en nuestra civilización ha costado el nacimiento de pensadores, filósofos, revoluciones , luchas sociales , etc Y este buen hombre se ventila acontecimientos complejos con una facilidad espasmosa.. Porque en la historia hay hechos históricos que avalan lo contrario tanto como en la actualidad.
    Concluyo diciéndole que falta a toda la verdad de manera sectaria . Documéntese antes de escribir.La ignorancia es atrevida.. Yo no me siento identificado con ese escrito .y no le permito que de clases de racismo .

    • En cambio nosotras sí nos sentimos muy identificadas con este texto. Debe ser que no compartimos raíces y relatos o quizá sea ese el peligro de mantener a toda costa una historia única.

    • Lo que hace el señor Miguel, como tantos otros hombres blancos en este país, es manifestar una absoluta falta de empatía y de paso no reconocer el privilegio que, actualmente, le da tener una determinada apariencia física. Y ese privilegio no ha surgido por generación espontánea, sino fruto de un proceso histórico. Y que no se pueden enjuiciar hechos pasados con mentalidad de hoy??Eso equivaldría a decir que el Holocausto judío no es ni bueno, ni malo..eso si que es un disparate.

  2. Hace poco tiempo, una “cristiana” evangelista, racista al máximo nivel, me escandalizó y después me indignó discutiendo primero, sobre los refugiados de Siria, Libia,…-“todos terroristas”- cuando ella es inmigrante de un país del Este de Europa conocido por sus mafias de prostitución , narcotráfico , robos con violencia,,,, y jamás se me ha ocurrido pensar en ella y toda su extensa familia en esos términos, ni en estigmatizar a esa nación: “es que esos son los gitanos”. De los refugiados árabes, no blancos, pasamos a los gitanos. Me iba encendiendo ante tanta muestra de bondad cristiana, cuando salió el tema de los inmigrantes y/o refugiados negros. Para qué!!! La frase q más me caló: “Sí, vale, pero es que casarte con un negro”, balbuceó, “…está mal”. En este punto ya estaba yo fuera de mí y le dije que estaba a punto de echarla de casa. No se puede respetar la ¿opinión? de alguien que te suelta algo así. También repasó a los judíos-aunque piensa que Israel tiene derecho a las tierras palestinas “porque “así lo dice la Biblia”- y ya me sentí ofendida del todo cuando llegó el tema de la exterminación de los indios americanos, sobre todo, del Sur y del Centro, ya que sabe que mi bisabuela, la “abuelita” de papá, descendía directamente de los charrúas uruguayos. Era india. Me fui exaltando al oír un disparate -ni idea de Historia- detrás de otro, a cuál más grande, dichos con toda naturalidad, siempre con la Biblia como referente.
    Como ella, sr. Miguel, con o sin religión de por medio, hay muchíiiiiiiiiiísima gente, o los que dicen “es de color, negro, pero una excelente persona” y frases por el estilo, así q no creo que el artículo esté de más ni diga tópicos. Están grabados a cincel en la mentalidad cerrada de muchos españoles e inmigrantes blancos. Luego van a la iglesia. Y así, seguimos, en plena involución. Yo también creía que ese racismo estaba superado. He puesto este ejemplo porque es el más cercano, pero entre los q no dicen nada pero piensan así y los que lo van pregonando, también desde las instituciones, la situación es nauseabunda. La crisis de los refugiados ha hecho que se destapen más todos esos prejuicios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s