fbpx
sábado, abril 20

Etiqueta: peluquería

Abre en Malasaña NUBIANS, un salón de peluquería especializado en curly girls
Activismo Estético, Actualidad, AfroConsumo, Pelo Afro

Abre en Malasaña NUBIANS, un salón de peluquería especializado en curly girls

La semana pasada tuvo lugar la apertura más esperada por la comunidad rizada y afro hair de Madrid. Por fin abría sus puertas, en pleno corazón del barrio de Malasaña, el salón NUBIANS.  Para este evento de inauguración, la anfitriona Awanda Pérez contó con el apoyo de L’Oréal Professionnel y Redken, marcas que apuestan por el emprendimiento y el empoderamiento de la mujer y que dan soporte a la comunidad afro/rizada de España. A la divertida fiesta acudieron clientas del salón, convocadas a través de las redes sociales, y diversos líderes de opinión e influencers de la comunidad afro de Madrid. Además, se vieron desfilar modelos peinadas por las estilistas expertas de Nubians. SALÓN ESPECIALIZADO EN CURLY / AFRO HAIR  NUBIANS llega a Madrid con un propós...
En la peluquería
Pelo Afro, Testimonio

En la peluquería

Casi no puedo recordar un período de tiempo en que no haya llevado trenzas. Bueno sí, pienso en una vez en que casi se me cae el pelo a trozos (literalmente) y mi mamá se pensó que me lo había cortado con unas tijeras cualquiera. Fue un tiempo breve, en el que yo me negué a volver a pasar por el calvario de las trenzas, que no y que no. Fue un experimento fallido así que decidí quitarme la “tontería” y empezar de nuevo, aunque supusiera unos días importantes de mentalización al sufrimiento futuro que suponía lucir mi peinado estrella que, dejado el drama de la realización a un lado, adoraba. El proceso me lo conozco de “p a pa” dado que era y es siempre el mismo. Primero quitar las trenzas con paciencia, luego alisar el cabello para facilitar el trenzado y ahorrarme más tirones, tr...
Con la Luz en las manos
Pelo Afro, Referentes Negros

Con la Luz en las manos

©Sandra Abd´Allah-Álvarez Ramírez Antes de pisar tierra borinqueña me había propuesto no dejar la isla sin mirarle a los ojos. Necesitaba su energía, aquella que emanan las mujeres negras no importa dónde hayan nacido. La había conocido años antes en eso que llaman Facebook y que mucha gente considera que no es la vida real. Siempre me sentí enchufada con sus buenas vibras. Cuando descubrí a qué se estaba dedicando me propuse que pasaríamos de la virtualidad. Yo visitaría Borinquén y la buscaría. Atravesé la ciudad de San Juan bajo pleno aguacero para llegar hasta su sillón. He de decir que todas las tardes del mayo que estuve en la isla llovió mucho. De donde provengo la lluvia se agradece, se piensa que limpia; el agua, mientras corre por las calles, se lleva lo indeseado, el “...