fbpx
miércoles, junio 12

Etiqueta: hermanas

¡A mi hermana!
Cultura, Cine y Televisión, Voces Afroféminas

¡A mi hermana!

Foto de Jackson David Querida hermana negra, Cuando pienso en ti siempre me viene el recuerdo de una historia, ¡la historia de La Rosa Negra! La rosa negra es de las más antiguas de este planeta, siempre vivió feliz hasta que fue descubierta. Pero ahora ya  ni en primavera dejan que su rosal florezca, porque siempre aparece una inintencionada mano que va y corta su tallo y dentro de un jarrón la guarda  para que ni su aroma de flor salga.  Cuando se juntan las flores ella siempre va  dispuesta, para proponer que todas compartan   el mismo jardín porque aunque son diferentes, todas son flores.Pero, en fin, la rosa blanca parece que acepta pero, no satisfecha, se acerca y la acecha y hasta en ocasiones sus largas espinas saca,  sabiendo que con ellas la puede herir, pero no ...
Sobre miradas de encuentro y entendimiento
AfroReflexión, Opinión

Sobre miradas de encuentro y entendimiento

Es difícil hoy en día cruzar la mirada con alguien en la calle. Sobre todo, en las grandes ciudades como Madrid, en los pueblos ya es otra cosa. En las urbes es habitual encontrar a la mayor parte de la gente enfocando sus ojos en las pantallas del teléfono móvil o simplemente deambulando en el asfalto. Pero de vez en cuando hay encuentros. Venidos de la curiosidad o del simple aburrimiento. En mi caso, suelo encontrarme distintas miradas nacidas del interés, el juicio o la simpatía. Miradas que te dan los buenos días o que te dicen “hoy no es mi día”. Por lo general la respuesta es bien de reconocimiento o esquiva. En mi caso, he reconocido varias de ellas y me he encontrado a mí misma en los ojos de otras, los de otras mujeres negras. La diferencia principal que he experimentado ...
Vecinas, amigas, hermanas, madres, generaciones de piel agrietadas
AfroReflexión

Vecinas, amigas, hermanas, madres, generaciones de piel agrietadas

Fotografía by ©Alun Be Aquella voz que que viene de otro, de un tú que deja de ser música, de un eco pasado que algunos en sus bastos y frondosos privilegios se dignaron a mirar a su alrededor y redirigir alguno de sus provechos en pro de aquella voz en hilo, aquella acuchillada piel hasta el frenillo, para que no pudiera desenmascarar la esclavitud invisibilizada que sufría y sus ojos callaban, mientras el corazón aún latía para tornarse relato, poesía, savia viva y hacer de su vida sus palabras y no un mero eco de experiencias vistas desde la lejanía. Sin embargo, hasta llegar a ser voz tuvo que recorrer millas en bicicleta, a pie, a rastras,  con un solo atuendo y un solo calzado para recorrer las grietas que su tierra estaban resquebrajando, esquivar las fosas de aquel mine...