Manifiesto 8M Afroféminas

Este 8M no vamos a la huelga. Esta decisión parte de un análisis colectivo que tomamos de manera consciente y desde nuestra ética política, asumiendo nuestra disidencia, como un acto de rebeldía negra. Como en tiempos de la esclavitud, asumimos el palenque, quilombo y cimarronaje, como un espacio otro, distinto a la política de inclusión de las mayorías. Es decir, la huelga como idea universal no arropa nuestras pieles, trayectorias y existencias.

Ver más Manifiesto 8M Afroféminas

Una agenda propia

Debemos plantearnos con valentía analizar, reflexionar, cuidar y dedicar energía y tiempo al análisis de nuestra realidad y nuestras necesidades, a establecer estrategias desde nuestros propios círculos y espacios, y a que nuestras ideas no sean teorías florero y trasciendan y se materialicen.

Ver más Una agenda propia