Tres condiciones, tres principios

Los odios que destila son los clásicos: los pobres, el colectivo LGTB y los migrantes. Tres odios que pueden diversificarse y ampliarse, porque odiar sale barato y trae muchos votos. Tiene sus ventajas ya que puedes apuntarte a odiar además a las asociaciones que apoyan a personas migrantes o trans. También puedes odiar la educación pública, allí donde no quieren llevar a sus hijos, no vaya a ser que se les pegue algo.

Ver más Tres condiciones, tres principios