NOLI ME TANGERE. José Rizal

20,00

Nació y murió en medio de una sociedad sin matices, tan racista y clasista que no cabía en injusticias. Su nombre: Malcolm X. Durante una década fue el polo referencial para miles de compañeros, la mano solidaria que se acercaba a las recientes muestras de las posibilidades que guardaban las explosiones de los humillados.

Descripción

Tras varios años de formación académica por Europa, el joven, mestizo e intelectual Crisóstomo Ibarra regresa a Filipinas, por entonces colonia española, con la intención de poner en marcha una escuela infantil, poner en práctica sus ideas progresistas y casarse con su novia María Clara. Sin embargo, los retrógrados sacerdotes Dámaso y Salvi se enfrentarán a él y se opondrán frontalmente a sus ideas subversivas. Cuando Ibarra se ve implicado en una falsa insurrección y tiene que abandonar la ciudad, comienza a cuestionarse si su sueño de una Filipinas más progresista puede lograrse mediante reformas pacíficas o, por el contrario, solo cabe la insurrección armada.

Pocas novelas como Noli me tangere han conseguido un impacto tan brutal en la sociedad y han captado de forma tan precisa la decadencia de una potencia colonizadora como la española. Una apasionada historia de amor con el telón de fondo político de la represión, la tortura y el asesinato, que fue la primera gran manifestación artística de la resistencia asiática al colonialismo europeo y que convirtió a José Rizal, fusilado, en guía de la revolución filipina.

“Rizal es un hombre peligroso. Sus coterráneos admiran al médico, pero temen al escritor. Noli me tangere es una obra subversiva, peligrosa. Será denunciada y declarada ‘herética, impía y escandalosa en el orden religioso, y antipatriótica, subversiva del orden público, injuriosa al Gobierno de España y a su proceder en estas islas en el orden político’” -Leopoldo Zea, en el prólogo

“Es la primera novela de la que tengo constancia en la que se utiliza la palabra ‘terrorismo’ para definir la actuación de la Guardia Civil” -Joseba Zabalza, en el prólogo

José Rizal 1861 Calamba (Filipinas) – 1896 Manila (Filipinas)
José Protasio Rizal Mercado y Alonso Realonda, más conocido como José Rizal, fue un médico oftalmólogo, licenciado en Filosofía y Letras, políglota, filólogo, antropólogo, pintor, político, escritor y agricultor filipino que, en 1892, fundó la Liga Filipina, organización política de corte reformista que pretendía ayudar a sus compatriotas a emprender proyectos comerciales pero que, además, era una organización política de corte progresista que propugnaba la unión del archipiélago en una sociedad igualitaria. Antes, a lo largo de la década de 1880, viajará por Europa, donde se formará en distintas disciplinas, se reunirá con la nutrida población filipina de la época y escribirá sus dos obras referenciales: Noli me tangere y El Filibusterismo -esta la acabará en su estancia de Biarritz-. De los autores que vivieron y escribieron sobre las pérdidas coloniales españolas de 1898, seguramente sea él uno de los que mejor captó en sus obras la complejidad político-social del momento. Rizal fue detenido solo cuatro días después de la fundación de La Liga Filipina por orden del gobernador, acusado de haber publicado libros contra la religión y España, y desterrado al sur de Filipinas. A pesar de ello, continuó su actividad política e intelectual. Ya libre, iba a ser enviado como médico a Cuba, pero fue detenido, responsabilizado de la revolución en su país, encarcelado, condenado y fusilado. En la actualidad, en el lugar donde Rizal cayó muerto, hay una escultura en la que se lee: “Quiero mostrar a quienes privan a la gente el derecho del patriotismo que sí sabemos cómo sacrificarnos a nosotros mismos por nuestros deberes y principios. La muerte no importa cuando se muere por lo que se ama: la Patria y los seres queridos”. Unos años antes ya había dejado sentenciado: “Solo se muere una vez y, si no se muere bien, se pierde una ocasión que ya no se presentará una vez más”. “Rizal estudió Filosofía y Letras en Madrid por los mismos años en que estudiaba yo en la misma Facultad, aunque él estaba acabándola cuando yo la empezaba. Debí de haber visto más de una vez al tagalo en los vulgarísimos claustros de la Universidad Central, debí de haberme cruzado más de una vez con él mientras soñábamos Rizal en sus Filipinas y yo en mi Vasconia. Creo, en efecto, que desgraciadamente le alcanza a España responsabilidad en aquel crimen. Creo más, y lo digo como lo creo: creo que fue España la que fusiló a Rizal. Y lo fusiló por miedo. Por miedo, sí. Hace tiempo que todos los errores públicos, que todos los crímenes públicos que se cometen en España, se cometen por miedo” Miguel de Unamuno


Editorial: Txlaparta
Encuadernación: Rústica
Idioma: Castellano
Fecha edición: 2021
Número de páginas: 552

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.