Ya no somos los Conguitos

La polémica suscitada en los últimos días en torno al producto de chocolates Lacasa, “Conguitos”, nos hace aterrizar de nuevo en la realidad de un país que no reconoce su racismo estructural y social, arraigado en lo más profundo de la psique de sus ciudadanos.

Cinco novelas para la cuarentena escritas por mujeres negras que todo el mundo puede leer

Se habla de si hay una literatura femenina y otra masculina. También de si hay una producción escrita por mujeres que los hombres consumen menos. Nuestra pregunta es si hay una producción literaria escrita por mujeres negras que puedan leer otras mujeres u hombres. Nosotras notamos en nuestra librería que mujeres blancas si consumen pensamiento feminista negro, pero no ficción escrita por mujeres negras. Para ayudar a acabar con prejuicios hoy os recomendamos cinco maravillosas novelas escritas por mujeres negras.

El racismo también está en el periodismo 

Mentiras, acoso y racismo. El periodismo necesita revisarsPodemos esperar a que haya más gente como Moha Gerou, Lucía Mbomío o Paloma Chen o Susana Yuan en las redacciones. Pero llegará tarde a este ritmo. Tenemos la necesidad de crear nuestros propios vehículos de comunicación era y es imperiosa, ya que la prensa en general, no trabaja para nosotra, trabajan contra nosotras.

“No tiene sentido pensar que en EEUU se dan situaciones de violencia y apoyar en la distancia y, sin embargo, carecer de empatía con la gente del país en el que resides o del cual provienes”, sanitarix Guinea Ecuatorial

Las vidas negras importan también en países en los que el grueso de la población no es blanca y en donde el racismo no es la principal preocupación, pero sí los regímenes autoritarios, la falta de libertades o el reparto desigual de la riqueza que provoca que el acceso a una sanidad solvente, en pleno COVID19, o disponer en el quirófano de una cantidad suficiente de guantes, sea un privilegio.

Sobreexpuestas

Nuestro único delito, como mujeres, como personas racializadas, como subalternizadxs históricxs, casi siempre, es tener voz y «osar» usarla. Sobreexpuestas. Afroféminas

Cola Cao nos insulta

Cola Cao tiene una larga tradición de estereotipar y ridiculizar a la población afro en su publicidad. Su última campaña es un ejemplo de como se nos…

Entrevista a la ilustradora Oh, Mercy: “Si yo me podía ver reflejada en Mafalda o Maitena sin importarme el color del dibujo, ¡otrxs se podrían identificar conmigo!”

Mercy pinta realidad, una realidad que no es sólo blanca, que no es sólo amable, que no es sólo tierna, pero que lleva con un humor que es capaz de contagiarnos en cada ilustración.  Nació en las Palmas de Gran Canaria, tiene madre zambiana y trabaja como higiniesta dental en Elche, Alicante, donde le saca tiempo al tiempo para hacernos reír y reconocernos, a través de sus cuentas en redes sociales, “Oh, Mercy”.  

Quisieron borrar la historia, pero eso es imposible

Mientras sucedía eso, yo no podía dejar de pensar en la asimetría histórica entre dos mundos que fueron uno. Uno sacó riquezas del otro. Uno impuso su religión y costumbres al otro. Uno le hizo creer al otro que lo que era no podía ser. Así, durante años, siglos y luego el silencio, sin siquiera un mísero recuerdo (salvo la reciente «Palmeras en la Nieve», que ha permitido que mucha gente descubra que en el continente africano existe un país en el que aún se habla español).

“Parte del antirracismo también es saber que nos sostenemos entre nosotres”, Caja Antirracista de Bilbo

Las Cajas de Resistencia se han extendido por todo el Estado como forma de apoyar en horizontal, de manera colectiva, sin tutela, de migrante a migrante, de racializadx a racializadx, desde la igualdad y partiendo de gente cansada de ser percibida de una sola manera y sin agencia. Su labor, en la actualidad, es necesaria y urgente, debido a la crisis económica que ha provocado la pandemia y que, por supuesto, se ceba más con los eslabones a los que el sistema más debilita.

“Las mujeres merecen, por derecho, ser iguales a los hombres”, Asha Ismail, activista contra la MGF

Asha Ismail Hussein, presidenta de la ONGD Save a Girl Save a Generation, experimentó en su infancia uno de los hechos que marcaría el resto de su vida: padeció una mutilación genital femenina (MGF). Sin embargo, su naturaleza, la misma que le llevaba a meterse en muchos líos por cuestionar los “porque sí” o los “porque siempre ha sido así” desde niña, le llevó a emprender un camino tan difícil como necesario: el de la lucha feminista.

“En la acción está la transformación”, Beatriz Mbula, directora de “Asunto Casting”

Beatriz Mbula es una actriz afrodescendiente española que no solo interpreta sino que también crea. Lo hace desde el hartazgo que le provoca que encierren a las personas negras en una sola forma de ser.Y como se cansó, se contó, nos contó y utilizó el cine, su herramienta, su vida, su amor, como vía de expresión. Ha puesto en el centro de sus historias las audiciones, razón por la cual su proyecto audiovisual se titula “Asunto Casting”.

Tina Ramos Ekongo y sus mujeres de cartón

Tina dibuja e ilustra desde Manchester, Inglaterra, aunque nació en Guinea Ecuatorial, hace 30 años. Dejó su tierra, pero su raíz nunca se desprendió de ella, por eso, ahora, la pinta usando, como modelos de su creación, a mujeres conocidas pero también a las gigantes anónimas que nunca tuvieron espacio. Sobre cartones, rinde un hermoso homenaje a sus ancestras y a las nuestras por ser ELLAS ( en mayúsculas, sí) importantes pilares del continente africano.

“Son las personas las que permiten o entorpecen el progreso”, Esther Bolekia, directora de Dévé

Esther Bolekia es ingeniera de caminos y dirige Dévé, una revista sobre estrategia, liderazgo y estilo de vida. Para llegar hasta su yo actual ha tenido que esforzarse mucho en un mundo algo endogámico en el que, como mujer negra, no es que no la esperaran sino que ni siquiera podían imaginársela. Pero lo logró y en esta entrevista, además de contar su historia, se acuerda de las mujeres de su familia que se dejaron la piel y que, quizá, no pudieron cumplir sus sueños, para que los cumpliera ella.