Noticias de Afroféminas relacionadas con Argentina. Si quieres contarnos alguna noticia que crees que puede ser de interés para Afroféminas envíanosla a redacción@afrofeminas.com


Aspectos sociales del Covid-19 en el Pacífico colombiano

Esta crisis no trata a todos por igual, pero claramente sabemos que no, y es gracias a la desigualdad social del país, no podemos ignorar las realidades que viven muchas familias de Buenaventura, entorno a su situación financiera, los problemas intrafamiliares, los habitantes en situación de calle y demás particularidades que no dejan definir el impacto de la pandemia como “no igualitario” y que a veces no lo alcanzamos a imaginar.

Madre blanca: singularidad negra

En la conformación de nuestra humanidad nos es otorgada una serie de interseccionalidades, fortunas y fatalidades, suertes y artilugios que atraviesan nuestro trasegar; una pluralidad de singularidades que nos hacen quienes somos y configuran nuestro modo de ser y estar en el mundo. En mi caso, una de esas singularidades es mi madre.

¡LA CANDELA VIVA! Mujeres negras, ciudadanía urbana y Paro Nacional

Siendo aproximadamente el 52% de la población, las mujeres tenemos motivos de sobra para articularnos al paro, y efectivamente, feministas y movimientos de mujeres representamos parte importante de la base que sustenta hoy diversas estrategias de formación y movilización dentro y fuera del paro nacional.

Educación negra

La mayor parte de las Instituciones Educativas en Colombia, especialmente en Santiago de Cali, se han dedicado a narrar una sola historia de la llegada de los africanos a Europa, América Latina y demás países del mundo; esto ha producido en los estudiantes un efecto negativo y desconocedor de resistencia, cultura e identidad de su diáspora africana.

El Cabello

. Que el día que llego el grupo armado al pueblo, el comandante venía con la información que esta mujer era novia de uno de los policías de la estación y que si ella no indicaba quien era, se atenía a las consecuencias. No sirvieron las suplicas ni el llanto de su amiga.

Parar, para avanzar…!

Soy mujer, una mujer afrodescendiente, una mujer afrodescendiente latinoamericana, una mujer afrodescendiente latinoamericana y colombiana. Mi país afronta desde hace 7 días un paro nacional con marchas multitudinarias en contra de la forma de ejercer el poder del mandatario electo democráticamente hace apenas 15 meses. En este contexto me he preguntado cada día que podía contarles que fuera relevante, que les transmitiera un poco del sentir que me atraviesa, de los ojos de mujer que me convocan hoy a escribir.

Tú no me defines

Esta sociedad ha creído que el potencial de las mujeres negras se limita al deporte, baile, prostitución, arte, quehaceres domésticos, o cualquier otro tipo de actividad dirigida a servir o satisfacer las necedades de otra persona, creencia que solo ha logrado durante la historia que seamos subyugadas y agredidas por negarnos a aceptar de pleno el concepto ignorante que han establecido.

Dignidad

Llego como de costumbre a prestar mis servicios de asesoría jurídica al Centro Local de Atención a Víctimas del Conflicto, y ella ya está esperando con el turno #1 a ser atendida por mí. Es una mujer de 27 años de edad, viste un pantalón ancho de bolsillos a los lados, camiseta de un equipo de futbol.

Oreo

yo no podía dejar de sentir un vacío porque por mucho que me alisara el cabello o escondiera mis senos, nunca sería igual a mis compañeras; yo trataba de ser como los demás en sus propósitos y conducta pero al mismo tiempo las personas señalaban que soy diferente,

Madre

Quiero empezar este texto, contando que este trabajo con víctimas del conflicto armado, me ha hecho ver las pequeñas cosas, aquellas a las que solo prestamos atención, cuando en algún artículo de superación personal, o yo que sé, nos dicen que somos ricos por tener todo lo sencillo y lo simple, en nuestras vidas.

Ella

Es mi amiga. Nos conocimos en mi trabajo, ya que fue convocada con otras dos mujeres afro de su equipo para atender a la población afro víctima del conflicto armado en el Centro Local de Atención. Ella Sabedora Ancestral (Mujeres que tienen conocimiento de la medicina ancestral de nuestros antepasados, y que se enseña de una mujer a otra); Una Psicóloga y una Trabajadora Social. Ella llega con su desparpajo, sus trenzas tejidas, con color azul y negro, su boca con un color rojo fuego y sus ojos delineados con azul cielo.

La rumba

La hago seguir y procedo a cerrar la, por cuanto, son relatos que deben tomarse con la más estricta reserva, por motivos de seguridad. Me dice que iba de rumba a un pueblo cercano a su residencia, pues estaban de fiestas patronales en esa época (fiestas que conmemoran algún santo de la iglesia católica), en compañía de su mejor amiga.

Sólo los cuerpos viven la interseccionalidad: Lo que no evidencian las políticas públicas de género

Cuando tomas conciencia de la opresión que has padecido durante toda la vida, se despierta en ti una furia que te impulsa a luchar. Por primera vez reconoces en tu cuerpo esa sensación que desencadena tantas reflexiones como emociones relacionadas con la ira y las ganas de supervivencia. Los cuerpos han sido testigos y víctimas, pero también son los que han aprendido a resistir, a proponer, a crear espacios seguros para personas que siguen siendo invisibilizadas por la sociedad.

La señora

La señora me dice en una voz muy baja, y con lágrimas en los ojos, ese señor es el que me viene persiguiendo y tengo mucho miedo que vuelva a hacer lo que hizo. Yo con los ojos desorbitados casi que horrorizada volteo a mirar, y el señor junto con mi compañera están inmersos en su charla, sin darse cuenta de la situación que estoy viviendo en ese instante. Aun cuando estamos a un metro de distancia.

Crespos en el Caribe colombiano

El uso del pelo natural va más allá del tema estético o belleza, nos dota de seguridad, frescura y nos libera de químicos abrasivos que pueden afectar la salud. Además de esto, transmite resistencia y reconocimiento de la identidad cultural, al mismo tiempo que derriba los dogmas impuestos por la sociedad elitista que prohíben el uso del cabello natural en algunos espacios.

Lo no correspondido

La deshumanización que muchas enfrentamos radica en que no se nos ve como personas, se nos ve como un raza, generalmente inferior con la predecible característica de ser gracioso(a) o alegre todo el tiempo, las del cuerpazo “pal ratico” pero jamás para presentar frente a la familia, a las que nunca se les va a ver en una relación seria porque “por ahí no son las intenciones”, a las que se les coge de chiste porque es fácil y existe un repertorio completo de comedia racista de donde escoger. Las que son tan distintas que resultan como agentes de distorsión, a las que no se les comprende pero sí se les critica, a las que es mejor dejar pasar porque no llenan el molde, las no correspondidas. #afrofeminismo #afrofeminas #afrocolombianas

“Las negritas tienen cuerpo menos cara”, El color del espejo: Narrativas de vida de mujeres negras en Bogotá

El color del espejo es el texto fruto de la investigación de Natalia Santiesteban acerca de la relación de las mujeres afrobogotanas con la estética, la que aborda a través de los relatos de vida de cuatro mujeres. Así el texto es de carácter doble: académico y relato biográfico, abordando ambos estilos de escritura, trabaja de forma magistral los relatos libres de las entrevistadas con los postulados teóricos sobre el análisis del discurso, el feminismo Negro y la estética.

“Los pueblos negros e indígenas en Colombia sufrimos el abandono estatal” Maricel Sandoval, lideresa defensora de los Derechos Humanos

Hoy creemos que necesitamos voces fuera que lleven nuestros testimonios, que nos ayuden a defender ese territorio donde hay mucha gente indígena donde hay mucha gente afrodescendiente, donde la cultura del país Colombia se ha cimentado mucho sobre ellos. Somos identidad cultural para algunas cosas pero no somos identidad cultural para proteger nuestros ríos y para proteger nuestros bosques. Un ejemplo, es el norte de Cauca ya que si dejamos de protegemos el río Cauca de la contaminación del cianuro, del mercurio y de otros tantos químicos que vierten muchas empresas sencillamente Cali que es una ciudad muy grande va a tener muchas dificultades para tomar el agua debido a la contaminación de la misma.

Algunas escritoras afrocolombianas que deberías conocer y leer

¿Cuántas historias extraordinarias de la diáspora africana se encuentran silenciadas e invisibilizadas por la sociedad colombiana? ¿Cuántas y cuáles de estas han sido narradas, escritas y vividas por mujeres negras, afrodescendientes, palanqueras y raizales? ¿Qué detalles privilegian en sus producciones académicas, poéticas, narrativas o escénicas? 

Sobre la violencia patriarcal y la urgencia de nuevos modelos de masculinidad para los hombres negros: ¡SOS!

Soy una sobreviviente: mi experiencia como mujer negra, afrocolombiana y migrante ha significado desafiar a la vida y enfrentar a la muerte. Una muerte acaecida en la forma de un puño y de excesos de violencia presentes en un país que ha llegado al extremo de glorificar las bombas y despreciar a sus muertos.

Me sentí Negra, en una ciudad de “blancos”

Son once los años que llevo en esta ciudad, donde el color de piel sigue siendo un problema. Pero es que así no lo quieren ver.
Hace once años llegue aquí y me recibió una oleada de confusión, en donde hablar con mi acento era objeto de burla, en donde ser de piel oscura es sinónimo de robo, pobreza y maldad; donde salir a la calle implicaba que alguien te gritara “¡Ay, La familia!” haciendo un intento de imitar nuestro acento que suena tan distanciado como Colombia de Japón.

Invitación a Comadreo Afrodescendiente

La red Co.madre y el IDYS (Instituto Do It Yourself) invita a la comunidad afrodescendiente en Madrid a un encuentro autónomo, para contarnos historias, entender y reflexionar sobre la negritud aquí y allá. El Racismo. El feminismo comunitario: la tradición en la palabra comadre. Prácticas políticas para nosotras. Pedagogía de nuestras experiencias cotidianas (Como mujeres negras en un mundo blanco). Para reir y confrontar los sentires que encerramos.

Del Blackface y otros demonios

la discusión no se puede evitar argumentando que es una “fiesta tradicional” inofensiva, porque es evidente que las raíces de esa tradición están construidos bajo el cimiento del neocolonialismo, por eso hago la invitación a las sociedades que se regodean con performances como el Blackface, que revisen la proyección colonial de sus países, y vean que la participación en el comercio de esclavos, en la trata transatlántica de africanos y la esclavización fue vergonzosa

Ser negro, ¿cuestión de territorios?

Si bien en cada país, ser negro, es diferente por el contexto político, social y cultural, como individuos debemos centramos y ser parte de un territorio, rescatando de éste historias, pensamientos, costumbres o vivencias. Pero, ¿qué pasa cuando en el territorio se cuestiona el hecho de ser negro? ¿Que pasa cuando se considera la palabra negro como negativa o se ve la negritud como un símbolo traído del opresor?

10 frases racistas que las mujeres negras tenemos que escuchar a menudo y cómo combatirlas

Cada día las mujeres negras en diversos momentos de nuestra vida cotidiana oímos cosas y tenemos que hacer frente a situaciones, que a veces explícita,  o a veces disimuladamente, tienen la intención de mantenernos en un lugar de subordinación, exotizarnos y deshumanizaranos.

El pueblo de Buenaventura no se rindió

Hoy toca hablar de Buenaventura, un Municipio colombiano del Valle del Cauca, en la costa pacífica, donde se concentra un alto porcentaje de lxs afrodescendientes del país.  Debíamos haber tratado este tema mucho antes, de hecho, antes incluso del paro, antes de que la desesperación hubiera reventado las ganas de seguir calladxs de sus habitantes, porque la injusticia endémica que padecen merecía voces de todo el mundo que lo denunciaran.

Los ritmos de mis Nanas Negras

Soy ese tipo de lector que cree que son los libros quienes les eligen a ellos, y no al revés. Acostumbro ir a las bibliotecas públicas, esos paraísos en la tierra, a pasearme por los pasillos, rozar lomos de libros y sentarme en el piso a hojear algunos, hasta que alguno me coge de la mano y me lleva hasta la sección de préstamo. Así fue como me encontraron las Nanas de Amalialú.


Sigue mi blog

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.