Una carta de amor para las chicas y mujeres negras

Amarte a ti misma, curarte y reclamar tu felicidad siempre está a tu alcance. Y cuando no puedes verlo, no cambia nada, ya que es muy cierto. Tú, chica negra, eres increíblemente real y realmente increíble. El mundo te pertenece. ¡El mundo viene de ti! La gente te teme porque tu aura de diosa los intimida.

Reconciliación

¿Cómo me reconcilio con mi negritud en el siglo XXI? ¿Grito a las cimas de las montañas que soy NEGRA o actúo como si mi negritud no importara para no ofender a los blancos?

Estoy hasta la coronilla

Necesitamos rectificar esas distorsiones y manipulaciones, desentrañarlas y desmantelarlas para que la próxima generación no se pierda como la nuestra, y para que entiendan a Mamá África por lo que realmente es.