Ahora Afroféminas dará su versión

Hasta hoy pensé que era innecesario hablar desde aquí pero como la presión que estoy soportando injustamente es tan grande, pues he decidido dar este paso y porque además ya lo ha pedido más de una persona. .

Me llamo Antoinette Torres Soler y soy la persona que creó Afroféminas. Soy una mujer negra y migrante en España. Vivo aquí hace más de 15 años.

Antoinette Torres Soler/ Directora de Afroféminas

Durante todo este tiempo he librado junto a Afroféminas numerosas batallas como la lucha contra el blackface de Alcoy y por la que se creó en su momento un gabinete de crisis integrado por las mujeres negras que habían en ese momento; la batalla por la incomprensión del No a la huelga 8M o cosas maravillosas que se han hecho durante todos estos años y que podéis acceder a esas imágenes muy fácilmente.

Fui de Universidad en Universidad, de instituto en instituto, y adónde me llamasen. También fue un ejercito de mujeres negras. Desde el año 2015 funcionamos de esa forma.

Taller de feminismos negros año 2018

Hay algunas de esas mujeres que ya no están y otras han comenzado hace muy poco. Lo cierto es que la idea de los talleres se fusionó con la idea del emprendimiento y con esto de visibilizar el CV a la vez que te ven y demuestras qué sabes hacer. Esto se me ocurrió porque sé que nuestros CV apenas son revisados.

Antoinette Torres Soler directora de Afroféminas
Antoinette Torres Soler impartiendo un taller de Feminismos Negros en Fundación Entredós, Madrid (2017)
Antoinette Torres Soler inaugurando unas jornadas en el Año 2016, Zaragoza.

Así funcionó Afroféminas durante mucho tiempo. El “blanco cis” entró en escena al yo enfermar de cáncer. Hasta ahora se limitaba a subir y copiar y pegar los textos que yo iba organizando y que estos a su vez los enviaban las redactoras, mujeres negras de todo el mundo. Sin embargo cuando enfermé ya si tuvo que contactar con ellas hasta que pasara todo el período de la enfermedad. También estuvo cuando aquellas maravillosas jornadas del 2018 en Madrid porque toda ayuda es bienvenida al gestionar eventos tan grandes. Una cosa es ayudar como compañero de lucha y otra emitir opiniones. Todo el mundo sabe que en Afroféminas quienes hablan son las mujeres negras. A menos que sea una traducción y se aclaren otras cosas, cada texto lleva su autoría al final del todo y en la inmensa mayoría aparecen sus nombres con sus imágenes. También se respeta cuando no lo desean poner.

Al finalizar el año pasado (2021) decidí que otra persona asumiera la dirección. Me refiero a Carolina Benítez. Durante mi enfermedad se responsabilizó de los contenidos de Afroféminas sin yo pedírselo. Enviaba casi 10 carruseles cada semana por lo tanto entendí que ella era la persona indicada.

Carolina organizó una serie de grupos de trabajo. También había una persona que se ocupaba de comunicación y que ahora es una de las personas que ha decidido destruir Afroféminas por dentro y esto lo pudo hacer porque tenía mi confianza y acceso a todo, contraseñas de todo. Ella era una de las personas que os respondían en los privados y que ahora lo niega. Hasta el lunes había una lista de varios teléfonos autorizados para acceder a nuestro IG.

Tener las contraseñas les sirvió para ultrajar las redes de Afroféminas y crear publicaciones que estaban a mi nombre sin mi conocimiento.
Antes hablabais cuando escribíais con algunas de estas mujeres, ahora solo responderé yo porque nunca pensé que nadie pudiese pasarse tanto y aprovecharse de una forma tan grosera de cosas tan serias.


Mientras tanto, volviendo al relato, yo ya me iba recuperando. Tuvo que pasar más de un año. Tengo un tratamiento de 5 años, pero la medicación no me impide trabajar y decidí atender más la página. Ya en este momento “el blanco cis” deja de relacionarse con ellas. Aunque también es verdad que se llevaba muy bien con ellas. Y no pasa nada por ello, no es un terrorista, es solo un obrero que en sus ratos libres hace gestión cultural. Todos los hombres no son maltratadores, hay que adaptarse que existen algunos de los que te puedes fiar y eso no significa que te sustituyan o que ocupen tu lugar.

Sin embargo si en Afroféminas habían pronunciamientos contra VOX por ejemplo, se llegó a entender que eso sólo era posible si lo hacía un blanco cis. Os invito a revisar mis publicaciones en redes privadas y se entenderá de dónde salen esas ideas contra la ultraderecha.

También decidí hablar sobre un trapero muy conocido de origen marroquí. Son nuestros pequeños ricos y por supuesto que hablaré de ellos. Gracias a esos ricos la producción audiovisual antirracista en EEUU ha llegado para quedarse. Puse que era un referente. Y nuevamente se entendió que al parecer los programas de Jordi Evole solo los puede ver un blanco cis y no una mujer afrocubana como yo.

Pero volviendo al tema, la dirección se mantenía con Carolina pero notaba que había más de una persona que se autoproclamaba directora de Afroféminas en nuestras redes. Eso generaba ruido, confusión y no es nada útil para el objetivo que se persigue cada día. Y por eso me reuní en privado con 4 personas y dije claramente todo lo que no me gustaba:

1- No me gusta que se utilice la plataforma para darse autobombo. De esta forma la gente no sabe a quién dirigirse y esto lo digo porque preguntaban.

2- No me gusta que se ablande el discurso con correcciones en el lenguaje que tienen más que ver con un espacio feminista blanco que con un proyecto como este

3- Y tampoco me gusta que se confunda pedagogía antirracista con banalidad por tal de que vengan muchos seguidores que ahora se van sin preguntar y sin saber cuánto trabajo hay detrás de Afroféminas.

El día de la reunión fue de gran enfado, pero no hay nada que no solucione el tiempo. Pues bien esas 4 personas decidieron hacer público esa conversación privada a base de mentiras como la del blanco cis. Eso cala en determinadas personas y si, está muy bien pensado sobre todo si se desea hacer mucho daño.

Se habla de crear un espacio seguro para ellas. Hasta ahora lo publicado por ellas son ataques a Afroféminas y a mí como fundadora. Esa es la cuestión. Cómo no es un espacio seguro si son ellas las que escriben y las que deciden? Decidir sí, banalizar no.

Por otra parte yo entendí que una cosa era estar enfadada y otra romper una relación profesional. Por lo tanto a quien había que pagarle por algún taller que se le debía se le pagó y jamás retiré contraseñas a nadie lo repito. De esto pueden dar fe las mismas personas que ahora han decidido destrozarlo todo y negarlo todo.

Se ha llegado a decir que hasta se han cambiado los contenidos por estos días. Si a lo que se refieren es que estábamos anunciando la consulta para la ley antirracista, pues me dan la razón. En momentos importantes Afroféminas tiene que estar ahí, tiene que usar sus redes para apoyar y apartar a un lado los debates de moda. Supongo que podían haber esperado un poco antes de montar todo esto porque esto no sirve de ayuda para conseguir esa ley, en la que Afroféminas jugaba el papel de medio antirracista, de los pocos que existen en España. Esa era su función, llegar a mucha gente.


Ahora vamos a los dineros
1- ¿Alguien ha comentado por ahí que los talleres grabados que vendía Afroféminas era otro proyecto para remunerar inmediatamente a las mujeres del grupo?

2- Que cuando la gente los compraba ya esas mujeres habían cobrado hace rato y por adelantado?

3- Que hubo vídeos que pagué pero nunca me sirvieron y tampoco los reclamé?

4- Qué después de la enfermedad se generaron más deudas desde la covid ?

5- Qué por más que iba a los bancos mostrando los resultados de trabajo, jamás se accedió a financiarme teniendo todas las posibilidades para ello?

6- Qué para que haya una tienda tengo que ser autónoma por una cuestión legal y por tanto tengo que pagar muchos impuestos? Sólo de autónoma pago 300€ cada mes.

Me quiere decir alguien cómo soporto y pago todo esto yo sola? Porque esto no lo paga el blanco cis , esto es un asunto mío. Alguien tampoco os contó que cuando yo veía que las cosas iban bien en la tienda enviaba PayPal y bizum sin avisar para al menos remunerar todo lo que se estaba haciendo? Era demasiada carga para mí y considero que lo he hecho lo mejor que he podido.
Aquí no hay un blanco cis explotador de mujeres. Aquí más bien hay una mujer negra intentando solucionar todo a la vez.

No hay una sola mujer negra que haya estado en Afroféminas que no se haya visto beneficiada tanto económica como desde el punto de vista de su imagen. Y eso me hace muy feliz porque por más que intenten someterme al escarnio público, siento que lo he logrado y estoy muy orgullosa.

A todas esas personas que se han dedicado a difamarme y destrozar todo el trabajo, os digo otra vez: sois gentuza, sois malas personas , no os tengo miedo y lo único que me tranquiliza es que he hecho el bien y vosotras para brillar habéis tenido que hacer daño y mal. La vida os pondrá en su sitio. Cuando yo tenía vuestra edad sabía que habían barreras que no se podían romper. Espero que cuando estéis muy cerca de los 50 como yo y tengáis veinteañeras a vuestro alrededor como vosotras podáis soportar con entereza un bullying como este.

Estáis tan desesperadas por destacar, por llamar la atención, tenéis tanta prisa que por eso tenéis que hacer estas cosas y destruir el trabajo de estos años con las peores armas. Pues mucha suerte para el camino de espinas que habéis elegido.

Estoy orgullosísima de Afroféminas. Si puedo dejarme la piel por que una mujer negra tenga un buen empleo, me la dejaré. Y esto no es porque yo sea una hermanita de la caridad, soy una buena persona y visualizo que necesitamos una clase media negra y racializada cuanto antes en España, necesitamos contar en los que deciden, necesitamos eliminar injusticias. Las cifras de desempleo de las personas trans por ejemplo son mayores que las nuestras. Pero es mejor destruir que construir. Es muy fácil faltar el respeto.

Gracias a todas las personas que han enviado su apoyo y su cariño

A todas esas que han creído que Afroféminas era esa caricatura, no son bienvenidas a Afroféminas. La confianza en un proyecto y en las personas no puede ser tan efímera. Para mí “los seguidores” no son importantes, el cáncer me enseñó que el desapego es importante para vivir. Quién desee irse, yo no pienso retenerle.

Antoinette Torres Soler

11 Respuestas a “Ahora Afroféminas dará su versión”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.