6 ideas para una educación antirracista en nuestras escuelas

Hay profundos errores sistémicos en la escuela cuando hablamos de educación y como esta afronta la de los niñ@s racializad@s. La pandemia ha hecho que estos problemas se acentúen creando una brecha aún mayor si cabe entre los estudiantes racializados y los que no lo son, ya que no solo afrontan un racismo sistémico, sino también problemas económicos derivados de la precariedad laboral que está unida a la migración, y también el error de diagnóstico del profesorado y las instituciones que hacen del problema racial creciente en nuestros centros. Negarlo no es una solución.

Después del brutal asesinato de George Floyd en mayo de 2020 y las protestas de Black Lives Matter que llegaron a todo el planeta, parecía que una nueva sensibilidad iba a llegar a la sociedad, y por lo tanto también a las intituciones educativas. Pero fue un espejismo.

No tardó en llegar el movimiento reaccionario que puso en cuestión todos los debates, incluido el de una reforma del del sistema educativo, a pesar de que hay un número creciente de docentes que creen que hay que cambiar cosas.

Entonces, incluso cuando los educadores ven la necesidad de igualar y mejorar la experiencia educativa de los estudiantes racializados, es posible que no tengan las herramientas o el apoyo para abordar el plan de estudios, las prácticas y las políticas que durante mucho tiempo les han negado a esos estudiantes las mismas oportunidades de prosperar que a los estudiantes blancos.


La librería de Afroféminas



Esa disonancia exige la atención de Afroféminas. Es por eso que decidimos dar algunos consejos a docentes, pero también a padres, que pueden hacer presión en sus escuelas y centros de estudios.

A continuación damos algunas ideas para llegar a una educación más equitativa para l@s estudiantes racializad@s en la práctica .

-El sistema de educación público debe reparar décadas de enseñanzas con sesgos racistas y colonialistas.

Las instituciones educativas deben ser conscientes de que se ha estado enseñando y que se ha estado omitiendo en las escuelas. La historia, la ciendia e incluso el cuerpo humano son enseñados desde una prespectiva eurocéntrica, que elimina la diversidad y fomenta una visión del mundo y la historia unidimensional y colonial. Revisar los planes de estudios, los libros de texto y las materias y contenidos es un acto de justicia.

-Todos los alumnos deben tener acceso a Internet.

Internet abre una puerta de entrada al progreso generacional que cientos de miles de personas no pueden permitirse en nuestro país. Muchas familias con pocos recursos, la mayoría de ellas racializadas, no pueden acceder a los servicios de Internt ya que sus recursos son muy limitados. Buscar formulas para facilitar ese acceso es una obligación de los centros públicos. Si no lo hacemos estaremos contribuyendo a la brecha de oportunidades y a la perpetuación de la pobreza en la población racializada.

-Debemos implementar programas para preparar a los maestros em materia racial.

Como parte de la construcción de un sistema educativo antirracista, debemos implementar programas de preparación de maestros. No basta con que el profesorado declare no tener prejuicios. Desde las experiencias educativas en materia de género sabemos que los sesgos machistas están presentes en todo el mundo y exige un trabajo deshacerse de ellos. Exactamente lo mismo sucede con las cuestiones raciales. Una formación en antirracismo para los docentes debe ser obligatoria en todos los centros públicos.

-Los estudiantes también necesitan entrenar su empatía antirracista.

En una sociedad como la nuestra es inevitable que los alumnos reciban información averiada sobre temas raciales. Entrenar las capacidades críticas y antirracismo en ellos es primordial. Cada vez asistimos a reacciones más violentas de los jóvenes contra las minorías. La mayoría de los casos de acoso en las escuelas tienen que ver con cuestiones raciales y de xenofobia. Los docentes deben tratar estos temas abiertamente y profurndamente, más allá de lo meramente nominal e intranscendente. Si los alumnos no afrontan sus propios prejuicios jamás podrán superarlos.

-Los docentes necesitan recursos antirracistas.

Se debe dotar a los educadores de materiales de calidad para abordar estos temas. El primer paso sería elaborar una lista de recursos curriculares antirracistas. La Direción general para la Igualdad de Trato y Diversidad Étnico Racial en colaboración con el Ministerio de Educación y las organizaciones antirracistas deberían abordar este tema. Esta lista debería ponerse en manos de las Comunidades autónomas invitándolas a participar y dar sus opiniones y a adquirir materiales de esa lista para que estuvieran a disposición de los alumnos de todas las edades. Esto es voluntad política y recursos. Sería un dinero bien invertido.

-Las direcciones de los centros no pueden construir escuelas antirracistas solos.

Lleva tiempo. Es incómodo. Y habrá retrocesos. Los directores deben erradicar las políticas y prácticas que afectan de manera desproporcionada a l@s estudiantes racializad@s, pero necesitarán apoyo. Esto debe implicar a toda la comunidad educativa, que incluye a las familias y los propios alumnos, además de las intituciones. La falta de implicación de todos los estamentos hace que en muchas ocasiones los equipos directivos de los centros dse desmotiven. Implicar a todos debe ser un objetivo prinipal.

También esperamos escuchar vuestras ideas de cómo trabajar para crear una experiencia educativa mejor y más segura para l@s estudiantes racializad@s. Conéctate con nosotras en las redes sociales utilizando #EscuelaSinRacismo o enviando un correo electrónico a contacto@afrofeminas.com.

Afroféminas


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.