COMUNICADO OFICIAL AFROFÉMINAS. Manifestando rechazo a hechos acontecidos en Colombia

Al observar las distintas manifestaciones en rechazo a ciertas políticas del gobierno de  Colombia en curso, entre las que se incluye: el impacto socioeconómico a les trabajadores,  a causa de una propuesta del actual gobierno, que pretende eliminar el fondo estatal de  pensiones (Colpensiones) y la reducción del salario hasta ubicarlo en 75% del mínimo, la  ola de violencia y asesinatos que han cobrado la vida de líderes y lideresas sociales  (muches de elles indígenas y afrocolombianes), la pretensión de instaurar una reforma a la  salud, que lejos de reducir la brecha, aumentaría la desigualdad respecto al acceso a este  derecho básico, además de la falta de compromiso por parte del gobierno, para cumplir con  la implementación del acuerdo de paz con las FARC, firmado el 24 de noviembre de 2016. 

Manifestación en Colombia. Fuente EFE

Las escenas de terror culminadas en sangre, la imposibilidad de gritar justicia, la incesante  vulneración de derechos humanos, ultrajando la dignidad e integridad de muches  colombianes y el abuso desmedido de la autoridad por parte de las fuerzas policiales, han  sido lamentablemente, una imagen recurrente desde este 28 de abril, donde se dio inicio al  Paro Nacional indefinido en todo el territorio colombiano. 

Desde Afroféminas, unidas desde la diáspora como hermanas en el mundo, manifestamos  el rechazo a estos actos atroces, autorizados y propiciados por el mismo Estado, en cabeza  de sus gobernantes y de las altas cortes. No se justifica la violencia con barbaries. No es  posible argumentar la muerte, tras cercenar la vida de tantes líderes, defensores de  derechos humanos, hombres, jóvenes, niñes, personas LGBTQI+ y mujeres, mientras la  ciudadanía clama a gritos no ser masacrada por un conflicto interno, desarraigado y sin  esperanza de cambio. 

Como mujeres negras en el mundo, alzamos la voz frente a la inoperancia e ineptitud de  los medios tradicionales de comunicación. Las noticias de las masacres en diferentes  ciudades de Colombia han circulado gracias a que la gente con sus teléfonos en mano, ha  documentado lo que está sucediendo en las calles. Hoy más que nunca, creemos en la  relevancia de nuestro trabajo como relatoras, redactoras, periodistas e investigadoras  independientes. 

Hasta el momento se ha tenido conocimiento de 940 casos de abuso policial, 30 casos de  uso de armas de fuego, 21 homicidios a manos de la fuerza pública, 672 detenciones  arbitrarias y 4 victimas de violencia sexual, registradas a la fecha del 3 de mayo de 2021  (registradas oficialmente, sin contar los hechos que no han sido legalizados). 

Rechazamos de antemano, los distintos tipos de violencia sexual que han afectado a  mujeres de distintos sectores. Colombia ha sido un país con más de 60 años de conflicto  armado, donde la conciencia permanece inerte con el reflejo de una humanidad  desadaptada, a las condiciones de una convivencia pacífica, tolerante y respetuosa  respecto a los derechos de les demás. 

A su vez, manifestamos nuestro apoyo a todes les colombianes que están ejerciendo su  derecho a la protesta social y exigimos al Estado colombiano, respetar y velar por el  bienestar del pueblo y la no vulneración de los derechos humanos, de quienes han decidido  salir a las calles. La libertad de ejercer el libre derecho de expresión, manifestación y de  exigir condiciones dignas y básicas como seres humanos, no debería estar penada con la  muerte, la violación y la masacre ni con la complicidad de los medios, de un pueblo  orgulloso, tan rico en historia, tradiciones y lucha, que ya no puede más. Un pueblo, que ya  no puede respirar y ha dicho basta. Desde otras partes del mundo, repudiamos estos actos  de doblegación y coacción, que atenta contra la vida y la libertad. 

Además, rechazamos la criminalización de la protesta y los prejuicios sobre les jóvenes que  con mucho coraje y resiliencia han decidido ocupar las calles. No podemos permitir que,  fruto del terror y la instrumentalización mediática, se acuse a la totalidad de manifestantes  de vándales, cuando incluso algunes de elles, fueron asesinades en medio de las  protestas, como sucedió con Nicolás Guerrero al norte de Cali. Abogamos por el  reconocimiento de las causas que han convocado al paro nacional indefinido, como causas  justas y necesarias para la garantía de los derechos de la clase trabajadora, cuyas vidas  están siendo asesinadas impunemente, pues el Estado Colombiano tan sólo reconoce la 

ciudadanía en quienes ocupan las clases sociales más altas. Reiteramos, quienes hoy  están luchando por el sueño de una Colombia con justicia social, son señalades como  vándales y no como colombianes que ejercen su derecho constitucional a la protesta y a la  ocupación del espacio público. 

Desde el lugar de muchas de nosotras, mujeres negras colombianas, que seríamos tildadas  como vándalas, preguntamos a quienes se autodenominan patriotas y sólo se han dedicado  a señalar, juzgar y agredir verbal y físicamente a les verdaderes guerreres, ¿qué se siente  que otro sea el que luche y muera por un futuro más justo y menos desigual para sus hijos  y nietos, mientras ustedes están alineades a un sistema corrupto y no pueden ver más allá  de sus privilegios? ¿acaso pueden dormir en paz? 

Por último, abrazamos al pueblo negro, afrocolombiano, raizal y palenquero que se moviliza  en esta extensa jornada y sale una vez más a las calles, en búsqueda de condiciones de  vida más equitativas y con la ilusión, de que las movilizaciones den lugar a mejoras en todas  las precariedades que atraviesan, tanto nuestros teritorios ancestrales, como nuestras vidas  en las grandes ciudades. A les lectores de la plataforma, pedimos difundan cada noticia  que vean, respecto a las atrocidades que comete el Estado Colombiano con les ciudadanes  (especialmente con les jóvenes de Cali, quienes han sido profundamente vulnerades y  agredides en estos días) pues las redes sociales son hoy, una de nuestras armas de  defensa, debido a la instrumentalización de los medios de comunicación por la clase política  dirigente y la oligarquía colombiana, donde sólo se desgastan en tratarnos de criminales y  vándales, para así deslegitimar no sólo las protestas, sino también nuestras ansías  colectivas de alcanzar una democracia genuina. 

QUE NUESTROS PRIVILEGIOS NO NUBLEN LA EMPATÍA Y RESPETO POR LA VIDA. 

¡Alto a la masacre! ¡Alto a la represión del Estado! ¡La protesta social no es un delito, la  protesta social es un derecho! ¡Duque, pare la masacre! 

AXÉ AXÉ AXÉ Que nuestres ancestres hagan lo suyo. 

Por un país libre de violencia. 

AFROFÉMINAS en distintas partes del mundo

Una respuesta a “COMUNICADO OFICIAL AFROFÉMINAS. Manifestando rechazo a hechos acontecidos en Colombia”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.