Interseccionalidad: definición, historia y guía

Interseccionalidad: definición,  historia y guía

Traducción para Afroféminas de un texto de Sister Outrider

La interseccionalidad ha sido un tema común en la teoría feminista, la escritura y el activismo durante los últimos años. Incluso se ha convertido en una especie de palabra de moda.. Y, sin embargo, sigue habiendo una gran cantidad de malentendidos sobre lo que realmente significa interseccionalidad y, por consiguiente, cómo se supone que se manifiesta dentro del movimiento feminista. Esta confusión ha desembocado en una reacción violenta que afirma que la interseccionalidad distrae la energía de las mujeres de los objetivos clave del movimiento feminista: desmantelar el patriarcado, terminar con el dominio masculino y la violencia contra las mujeres, cuando de hecho es solo a través de un enfoque verdaderamente interseccional que estos objetivos se hagan posibles para todas las mujeres, no simplemente para las blancas y las de clase media.  El feminismo consiste en elevar a todas las mujeres, un objetivo que se vuelve imposible cuando solo se consideran los aspectos de las experiencias de las mujeres relacionadas con la jerarquía de género. Aquí es donde la interseccionalidad se vuelve esencial.

¿Qué es la interseccionalidad?

La interseccionalidad es un marco diseñado para explorar la dinámica entre identidades coexistentes (por ejemplo, mujer, negra) y sistemas conectados de opresión (por ejemplo, patriarcado, supremacía blanca). El término fue creado por Kimberlé Crenshaw y desafía el supuesto que sigue socavando el movimiento feminista: que las mujeres son un grupo homogéneo, igualmente posicionado por las estructuras de poder. En un contexto feminista, permite una comprensión completamente desarrollada de cómo factores como la raza y la clase dan forma a las experiencias de vida de las mujeres, cómo interactúan con el género.

kimberlé crenshaw
Kimberlé Crenshaw

La interseccionalidad es en realidad una idea bastante sencilla: si las formas de prejuicio tienen la misma raíz, crecer a partir de la estructura de poder dominante del «patriarcado capitalista supremacista blanco» (hooks), desafiar un aspecto del poder estructural solo es  totalmente ineficaz. La oposición a una faceta de la opresión sistemática también requiere un grado de selectivismo, ya que trata a una forma de poder estructural como una amenaza mayor que las otras, por ejemplo, cuando las feministas blancas de clase media sostienen que el género es el principal medio de opresión en la vida de todas las mujeres, sin tener en cuenta las realidades de la clase trabajadora y / o mujeres racializadas. Para un movimiento feminista efectivo que aborde la raíz misma de las desigualdades persistentes, en palabras de Audre Lorde, «no puede haber jerarquías de opresión».

La lente de la interseccionalidad permite que la superposición entre las identidades de raza, sexo, clase, sexualidad, etc. se incorpore completamente en el análisis estructural, proporcionando así un análisis feminista con la perspectiva para abarcar el verdadero rango de la vida de todas las mujeres, y alcance para comprender todas las experiencias de las mujeres. La praxis interseccional evita que las mujeres marginadas se vean marginadas dentro del movimiento feminista. También desafía la expectativa de que las feministas racializadas deben priorizar el sexo en nuestro análisis:

Aunque el racismo y el sexismo se entrecruzan fácilmente en la vida de personas reales, rara vez lo hacen en las prácticas feministas y antirracistas. Y así, cuando las prácticas exponen la identidad como mujer o persona racializada como una proposición de uno u otro, relegan la identidad de las mujeres racializadas a un lugar que se resiste a decir. (Crenshaw)

¿De dónde viene la interseccionalidad?

A pesar de que el concepto de interseccionalidad es relativamente nuevo, ese modo de conectar formas de opresión entre sí en el análisis estructural se puede rastrear a través de la teoría del activismo y la liberación en la historia moderna. Por ejemplo, cuando el abolicionista Frederick Douglass defendió el voto femenino a mediados del  siglo XIX, lo hizo en la creencia de que las mujeres (tanto negras como blancas) tenían tanto derecho a participar en la democracia como los hombres negros. A diferencia de numerosos sufragistas Douglass se resistió a priorizar la lucha del grupo al que pertenecía por encima de las luchas de otros, un compromiso con la igualdad universal que finalmente fortaleció la posición tanto de las mujeres como de los hombres negros que perseguían el sufragio.

La interseccionalidad también se manifiesta en la escritura feminista negra desde la década de 1960 en adelante. Michele Wallace fue una pensadora pionera en este aspecto, y su crítica de la misoginia dentro del movimiento Black Power destacó la dinámica entre la misoginia y el racismo y, posteriormente, la naturaleza de la opresión que enfrentan las mujeres negras. Los textos de Angela Davis fueron fundamentales para desvelar el racismo y el clasismo del movimiento de liberación de las mujeres, al analizar la historia de las mujeres negras que aún están más marginadas dentro del feminismo. Su trabajo dio una clara demostración de la relación que típicamente existe entre la raza y la clase, y exploró el papel desempeñado por ambos en la opresión de las mujeres. bell hooks también afirmaban que el racismo y el sexismo son formas inherentemente conectadas de opresión estructural, y que las mujeres negras están posicionadas de tal manera que hacen que ese vínculo sea innegable.

michele wallace
Michele Wallace

Kay Lindsay nos descubrió que como las mujeres negras son relegadas al margen tanto por la misoginia dentro de la política de liberación negra como por el racismo del feminismo, nos encontramos como forasteras en ambos movimientos a pesar de ser el objeto de las opresiones que buscan abordar. Esta posición de marginación dos veces es lo que Frances Beale calificó por primera vez como «doble peligro».

Fue este contexto al que Crenshaw recurrió para proporcionar una descripción completa de las relaciones entre identidades y opresiones. Patricia Hill Collins construyó sobre su teoría, argumentando que múltiples formas de opresión se conectan para formar una «matriz de dominación»; así como las identidades se superponen, también lo hacen las jerarquías por las cuales se mantiene el desequilibrio estructural de poder.

Parte de la resistencia feminista en curso de la interseccionalidad se deriva de la marginación de la erudición de las mujeres negras, donde la teoría ha sido desarrollada predominantemente; descartarla como una jerga es fácil ya que no requiere una auto-reflexión crítica de las mujeres feministas blancas, mientras que participar en una idea con el poder de alterar radicalmente la praxis y profundizar la comprensión del poder estructural exige un nivel significativo de honestidad, tanto para tratar con una misma como con las demás.

¿Cómo funciona la interseccionalidad?

La interseccionalidad propone que cuanto mayor sea la desviación del sujeto cartesiano, la «norma» estandarizada de un hombre blanco, rico y heterosexual, cuantas más capas de prejuicio deba enfrentar el individuo en cuestión, esos prejuicios se combinan para formar una matriz de dominación. Mirar a través de la lente de la teoría feminista interseccional demuestra que no hay una realidad fija que puedan vivir todos los que comparten una identidad paraguas única (como la mujer), sino una multitud de realidades, cuya experiencia está determinada por la coexistencia Identidades (hooks). En otras palabras, una mujer negra y una mujer blanca experimentarán la condición de mujer de manera diferente debido al vector de raza. Uno no es «más» mujer que la otra. El tratamiento de la feminidad blanca como un estándar definitivo, particularmente durante el análisis estructural, borra la feminidad negra y propaga el racismo dentro del movimiento feminista.

Separar las identidades, y de hecho las experiencias que surgen como consecuencia de esas identidades, es altamente inverosímil. Como dijo Audre Lorde, «no hay nada como una lucha de un solo problema porque no vivimos vidas de un solo problema».

Un enfoque interseccional del feminismo considera la desigualdad social más allá de lo que es parte de su experiencia individual. La incomodidad de reconocer que tú, en algunas jerarquías, perteneces a la clase dominante es esencial para la redistribución del poder estructural. Un enfoque interseccional también requiere una consideración profunda del poder: cómo funciona como una dinámica tanto individual como colectiva. El pensamiento interseccional rechaza la suposición binaria de que una persona debe pertenecer a un grupo u otro (por ejemplo, mujer o persona negra). La relación entre identidades múltiples se reconoce y se considera en la praxis feminista. Un enfoque interseccional del feminismo también es consciente del contexto, consciente de cómo el privilegio comparativo puede moldear e incluso limitar la perspectiva. (Hill Collins & Bilge)

La interseccionalidad extiende el alcance y la relevancia del movimiento feminista. Esto se debe a que la praxis interseccional tiene el poder de disipar la idea errónea de que el feminismo es simplemente «una cosa de blancas», por y para las mujeres blancas. La praxis interseccional es crucial para que exista la hermandad feminista. Tiene el poder de fomentar la solidaridad entre mujeres, todas las mujeres, y fortalecer nuestro movimiento.


Claire Heuchan

Claire Heuchan es una afrofeminista escocesa y editora del blog Sister Outrider leído en todo el mundo y traducido a varios idiomas. Claire tiene el título en Estudios de Género en la Universidad de Stirling. LLeva 25 años desarrollando su trabajo en torno al cuerpo negro femenino y ha escrito varios ensayos.


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!

6 comentarios

Responder a Graves problemas para el fracking en Colombia. | Diario Octubre Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.