Ignacio Garriga, la coartada inclusiva de VOX

Ignacio Garriga, la coartada inclusiva de VOX

Es cierto que toda la información (y propaganda) que se está generando en torno a la formación de extrema derecha VOX empieza a hartar un poquito. Pero para ser justa, también nos ayuda a aclarar y ver una realidad que nosotras sabíamos que ya existía, y que muchos, de manera absurda, parece que acaban de descubrir.

VOX, como la mayoría de las formaciones de este cuño, no soporta un análisis riguroso. Soluciones sencillas para problemas complejos, que se pueden resumir una sola en todos los ámbitos de gestión, mano dura.

Esa mano dura de los franquistas, aunque no solo hay franquistas. Esa mano dura de los homófobos, xenófobos, machistas y todo tipo de reacción que se concita en esta formación política.

Mucha gente se sorprende del caso de Ignacio Garriga, al que llaman el negro de VOX, en esa despersonalización habitual en este país. Él la atribuye a la izquierda, pero lo cierto es que estoy segura de que esa expresión es trasversal. Estamos en España.

La figura de Garriga, militando en un partido de extrema derecha, tampoco nos ha sorprendido. Es habitual la presencia de personas migrantes y racializados en estos movimientos políticos. Es  muy pequeña, pero tiene mucha visibilidad, empujada por la sorpresa que causan en los medios, y porque las propias formaciones se la proporcionan. Son una coartada estupenda.

También existe un fenómeno constatado en Francia con Le Pen o en EEUU con el Trumpismo, donde algunos inmigrantes que llevan más tiempo en los países sienten rechazo por los “recién llegados” y se adhieren a estas fuerzas. El miedo funciona siempre.

Por ejemplo Garriga no considera a su madre, ecuatoguineana, una extranjera, ya que vino siendo Guinea Ecuatorial una colonia y tenía ciudadanía española. Pero lo importante es como la considera la sociedad. Los que le votan, ya le digo yo, que no la consideran española, y a él tampoco.

En una entrevista a El Español el propio Garriga, hijo de pareja mixta, se muestra ofendido porque se le convierta en un objeto de feria. Además se esfuerza en limpiar la imagen en torno a la posición con el racismo de su formación. La cantinela de que no rechazan a los inmigrantes, solo a los ilegales, y que no son racistas es muy recurrente. Además si la dice un hombre negro, pues miel sobre hojuelas. Pero no cuela.

En  esta entrevista, el mismo suelta toda la retahíla homófoba, patriotera y misógina ya consabida, que también tienen mucha fuerza en sus planteamientos políticos.

Igual que hay mujeres machistas (en VOX muchas), hay negros con prejuicios racistas y xenófobos. Incluso hay negros que creen que no son negros. No me atrevo a decir cuales son las motivaciones de Garriga para pertenecer a un partido antitodo, incluso anti si mismo. A pesar de las palabras de este ciudadano las imágenes del pasado domingo del programa Salvados de Jordi Évole, dicen mucho más de la formación que cualquier artículo de opinión o tertulia. A VOX solo hay que ponerle un micrófono o hacerle una entrevista para ver lo que es. El problema es que a muchas personas, lo que es no les ofende ni escandaliza, y se sienten muy cómodos con el discurso de ODIOS y resentimientos que representa.

A Garriga, su piel negra no le hace menos xenófobo, tampoco valida su discurso. Su propia militancia es un contrasentido y todos esos racistas que gritan barbaridades en los mítines de VOX son la prueba. David Duke, antiguo líder del Ku Klux Klan, ha saludado su victoria con alegría, haciendo la presencia de Garriga, si cabe, más ridícula, más absurda.

david-duke
David Duke, antiguo dirigente del KKK

Garriga, como se ve en su entrevista a El Español, tiene unos cuantos odios y resentimientos. Quizás el primero sea a si mismo y lo que representa. Nada le puede salvar, porque no hay nada más triste que el desprecio a lo que eres.

Cada vez que me gritan “negra de mierda” por la calle y me dicen que me vaya a mi país, (por mi color claro está), el discurso de cartón piedra de Garriga y VOX se va por el sumidero. ¿O realmente es entonces cuando toma cuerpo y se hace real y  presente?


Marián Cortes Owusu

Educadora. En mis ratos libres redactora en Afroféminas

Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!

5 comentarios

  1. Muy buen artículo y muy cierto.

    ¿Una cosa, puede ser que haya un error aquí?: “Mucha gente se sorprende del caso de Ignacio Garriga, al que llaman el negro de VOX, en esa despersonalización habitual es este país. Él en la a tribuye a la izquierda, pero lo cierto es que estoy segura de que esa expresión es trasversal. Estamos en España.” Me refiero al principio de la segunda frase.

    Saludos y seguid así!!!

Responder a Cínica y disidente (@RosauraMezzo) Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.