Marielle, ¡PRESENTE!

gqporelas-newsletter-especial-marielle-franco-por-hysteria-gq

Marielle Franco (Río de Janeiro, 27 de julio de 1979 – 14 de marzo de 2018) fue una activista carioca que luchó para transformar la sociedad brasileña a través de un activismo orientado al empoderamiento de las mujeres negras en Brasil. Su asesinato a la edad de 38 años, y cuyas investigaciones revelaron que se produjo con balas vendidas a la Policía Federal de Brasilia, nos recuerda dos cosas muy importantes: primero, que el RACISMO es una estrategia de dominación social que se sustenta con la fórmula PREJUICIO + PODER, y, segundo, que nuestra lucha (la lucha por el empoderamiento de la población negra), es un desafío que muchos Estados prefieren eliminar de raíz antes que afrontarlo políticamente para erradicar el racismo que impregna todas sus estructuras sociales e institucionales.

Marielle Franco era mujer, negra y lesbiana, como su tan admirada Angela Davis, e igual que ésta se convirtió en enemiga número uno del Estado que la sometía por motivos de raza, género y clase. Marielle provenía de las favelas, es decir, de los entornos más humildes de la demografía urbana carioca, algo que –para sorpresa y desgracia de algunos- no le impidió superar los obstáculos que el Estado había diseñado para condenarla de por vida a la marginación social. La pregunta es obligada ¿Quién está detrás de la muerte de Marielle? Pues bien, mientras los más ingenuos aún se preguntan ¿qué interés puede tener un país de la envergadura de Brasil en matar a una simple activista? Los más realistas no podemos entender su muerte si no es a través de claras teorías conspirativas .

De hecho, si estudiamos la historia de las independencias africanas y la lucha de las comunidades afrodescendientes en la diáspora, comprobaremos que los responsables de oprimir al pueblo negro nunca han perdonado a aquellos líderes que se han atrevido a denunciar las injusticias aplicadas a nuestra gente, por eso siempre han recurrido a las amenazas, el encarcelamiento e incluso el asesinato si con ello lograban neutralizar una revolución o toma de conciencia colectiva por nuestra parte. En este sentido, Marielle tenía algo contra lo que los poderes del Estado no podían –o no querían- luchar: conocimiento, compromiso y liderazgo, una combinación perfecta de aptitudes que la colocaron en el centro de la diana de los más poderosos y la convirtieron, desde su perspectiva, en una “peligrosa” lideresa comunitaria con sobrada capacidad para aumentar la masa social de la lucha feminista y antirracista en Brasil.

Consciente de que el RACISMO se ejerce desde las instituciones, Marielle entendió que, además de su labor como socióloga y activista en defensa de los derechos humanos, también era necesario dar el salto al ámbito político si quería transformar la sociedad brasileña, así que decidió iniciar su carrera política en el Partido Socialismo y Libertad (PSOL).

Los poderosos no tardaron mucho tiempo en adivinar el potencial de Marielle y entender que su activismo representaba una amenaza para la estabilidad de la clase dominante blanca y las políticas que la sustentan. Basta con observar los resultados electorales de las elecciones municipales de Río de Janeiro de 2016, en las que Marielle obtuvo un inesperado quinto puesto obteniendo más de 46.000 votos, para cerciorarse de su fulgurante ascenso político, un ascenso que, desgraciadamente, se vio bruscamente truncado por su fatídico crimen.

Es importante remarcar esto: aquellos que ordenaron matar a Marielle no le tenían miedo a ella, sino a los efectos transformadores que su activismo podía provocar en una sociedad brasileña destinada, desgraciadamente, a ser gobernada por el ultraderechista Jair Bolsonaro, un hombre abiertamente racista, machista y homófobo. Dicho de otra forma, la estrategia de nuestros opresores no sólo busca acabar con los líderes y lideresas de nuestra comunidad, sino que, por encima de todo, pretende perpetuar el escenario adverso que frena nuestro ascenso social.

Llegados a este punto, me pregunto ¿qué impacto puede tener en España el asesinato de Marielle Franco? Veamos. Si bien es cierto que muchxs de nosotrxs no supimos acerca de Marielle hasta después de su muerte, también es una realidad que su asesinato indignó a la comunidad negra de España, especialmente a aquellas activistas negras que, tras conocer su historia, se reconocieron en su lucha antirracista y feminista. Como siempre digo, si hablamos de activismo negro en España debemos tener muy presente la participación en nuestros colectivos de mujeres negras procedentes de América Latina, especialmente en un momento como el actual, en el que el empoderamiento de la población negra en España está siendo liderado por mujeres.

Marielle, ¡PRESENTE!

Podemos afirmar con orgullo que la lucha de Marielle era nuestra lucha, pues, al fin y al cabo, ella y nosotrxs formamos parte de la diáspora africana. Por otro lado, si su lucha es nuestra lucha y Marielle fue asesinada, entre otras cosas, por ser una de las caras más reconocidas del empoderamiento negro en Brasil, ¿Qué futuro les espera a los líderes y lideresas del empoderamiento negro en España? Por ahora, destacados referentes de nuestra comunidad como el periodista Moha Gerehou o la escritora Desirée Bela-Lobedde ya han recibido serias amenazas (incluso de muerte) debido a su activismo antirracista, mientras que colectivos como Afroféminas han sido objeto de todo tipo de críticas por exponer los privilegios del feminismo blanco o criticar el blackface practicado en las Cabalgatas de los Reyes Magos. ¿Qué pasará cuando nuestras reivindicaciones sean aún más potentes? De momento el panorama no pinta nada bien… la ultraderecha española está sumando cada vez más adeptos, y no descubro nada aquí si afirmo que la extrema derecha española detesta nuestro antirracismo y nuestro feminismo.

Los sociedad española no está acostumbrada –ni quiere acostumbrarse- a ver a negrxs en espacios de poder (en España), y si de los sectores más conservadores dependiera, no habría ni una sola persona negra en los órganos constitucionales que representan al pueblo español. Para su desgracia,  se ha convertido en la primera diputada negra en el Congreso de los Diputados y, además, su compromiso con los movimientos de empoderamiento negro en el conjunto del Estado español es muy importante.

Sin lugar a dudas, vienen tiempos complicados para nosotrxs, tiempos en los que vamos a tener que estar más unidxs que nunca para poder avanzar en nuestra lucha POR UNA SOCIEDAD SIN RACISMO, justamente el lema que inspira las manifestaciones que anualmente se celebran en diversas ciudades españolas para recordar a Lucrecia Pérez, el primer asesinato racista reconocido por el Estado español. Por lo tanto, unámonos y organicémonos, sin olvidarnos de aquellas personas u organizaciones que, independientemente de su naturaleza, apoyen nuestra lucha.

GRACIAS por todo Marielle. Si tus asesinos pretendían acabar con tu lucha, deben saber que han fracasado, pues –gracias a tu ejemplo- ahora serán muchas más las mujeres negras que, en cualquier parte del mundo, seguirán con tu legado.

Marielle, ¡PRESENTE!

 

 

Jeffrey Abé PansJeffrey Abé Pans

Activista,  miembro del colectivo Black Barcelona.

Un comentario

  1. Importante destacar lo ocurrido con Marielle en Brasil, que a la vez se repite en otras latitudes de diversas maneras, lo que debe entenderse como una lucha que no cesa frente a un fenómeno tan perverso como lo es la discriminación y el racismo, Esa terrible herencia ideológica de haber identificado a las personas de piel oscura con lo negativo está presente y continuamente reforzado en los medios de comunicación, en el cine, en los juegos, en los chistes, de tal manera que su erradicación es una tarea permanente y de todos los seres conscientes del planeta independientemente de su fenotipo: es tarea de todos educar a nuestros niñxs al respecto….han pasado los siglos y aún sigue vigente ta abominable fenómeno, todos somos responsables de trabajar para erradicarlo. Nos duele Marielle y todas las víctimas que caen día a día por esa misma causa. Mujer lo grande, mujer negra militante el ejemplo glorioso de una causa por lograr el surgimiento de una sociedad justa, plena de equidad en todos los sentidos! sirva la poesía, la música, la escuela, la calle para levantar las banderas de la igualdad entre los componentes de la raza humana! Desde nuestra patria, Venezuela, luchamos a diario por lograrlo y abrazamos las causas que así lo prediquen en el mundo de hoy!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.