Mujer negra y respetabilidad

Mujer negra y respetabilidad

No se si estáis familiarizadas con lo que se llama la “política de respetabilidad”. Se trata de una regla no escrita que deben seguir las personas marginadas y las minorías (negros, asiáticos, colectivo LGTB, etc)  para ganarse el respeto en la cultura dominante.

Si hablamos de mujeres negras, esto significa vigilar nuestra apariencia, manera de expresarnos y conducta sexual, para no ser clasificadas con el estereotipo grupal del que somos víctimas. Ajustamos nuestro comportamiento para evitar el racismo, el clasismo y estereotipos sexistas del grupo privilegiado y dominante.

Demasiado a menudo somos nosotras mismas las que nos autoimponemos o presionamos a otras mujeres con la “política de respetabilidad”. Desde luego que el principal responsable es el sistema racista que nos hace de menos como negrxs, pero la consecuencia de vivir con un sistema tan virulento contra nuestra negritud, es que interiorizamos el racismo y  nos aplicamos las normas que nos impone a nosotrxs mismxs.

La razón de buscar esa respetabilidad está muy clara: queremos protegernos y  mantener nuestra dignidad, no queremos que nos traten como a inferiores. No es fácil no practicar estas reglas y querámoslo o no, afectan mucho a nuestras vidas.

El problema es que esta respetabilidad nos enseña a despreciar nuestra esencia como afrodescendientes o negrxs. Se trata de pretender ser algo que no somos y que nunca alcanzaremos. Por eso además de inútil, es frustrante.

Cuidado, no estoy diciendo que no haya que ser una persona educada, con valores y solidaria. Estoy hablando de lo que seguro muchas habéis sentido cuando estabas a punto de hacer algo que creías os iba a señalar. Yo por ejemplo he suavizado mi forma de hablar en un local para no llamar la atención. Tengo la voz fuerte y no pasa nada si hablo alto, muchos hombres blancos lo hacen. Pero ellos no tienen miedo a ser tachados de nada ya que son el grupo privilegiado.

Hay muchísimas cosas que entran en la llamada respetabilidad política y que coartan a las mujeres negras. La presión estética sobre su pelo. La presión profesional sobre su capacidad académica, de ahí la obsesión por tener títulos univeristarios como tabla de salvación. La presión sobre su sexualidad que hace que deba mantenerse más recatada para no parecer demasiado promiscua, porque una mujer negra siempre es sospechosa de promiscuidad o incluso de prostitución.

Hay más, como la presión de no parecer demasiado enfadada, la presión de no ser demasiado mal hablada, demasiado étnica, demasiado…

Debemos liberarnos de esta “política de respetabilidad” e identificar cual es el verdadero problema: el racismo. El desprecio de esta sociedad a lo que somos y representamos.

Un paso para vencerlo es salir de esos estándares que nos imponen y que no podremos cumplir nunca. Porque no importa como nos comportemos, nunca seremos como el prototipo.

Así que se tú mismo. En ti no hay nada malo ni pernicioso. Todo lo contrario, llevas a tus espaldas una cultura creadora, positiva, avanzada y llena de amor. Quiérete!!!!

 

Elvira Swartch LorenzoElvira Swartch Lorenzo

Animadora sociocultural

Granada (España)

Más textos de Elvira

 

 

6 comentarios

  1. Muy de acuerdo con todo el dicho en el artículo. Muy identificada en michos aspectos y muy consciente de autoaplicarme esta política. Interiorizada? Si , y en abundancia. Somos excalavas de nuestra estética de cuidarla de como dice el articulo”respetar el limite de no parecer demasiado negra” . Peor aun, transmitirle esto a nuestros hijos sin ser conscientes. GRACIAS por estas lecturas tan enriquecedoras.

    • Totalmente cierto! Esa parte de no verse demasiado negra o negra “fina” es el pan de cada día…porque si eres culto y estudiado si te aceptan por ser negra pero si eres una persona analfabeta o con poca educación y negra es sinónimo de ser desechable o visto como servidumbre.

    • Hola
      De acuerdo tengo que ser diferente hasta con los mismos hombres negros que nos tildan de lo peor y los llamados mestizos o mulatos son unos pesimos racistas le dan asco las negras mujeres.
      Es una realidad dura pero vamos alzar la voz sin ofender pero con nuestra mision
      Aju

      • ES EVIDENTE, QUE LAS MULATAS O MESTIZOS SON SUBTERFUGIOS SEGÚN EL LADO POR DONDE LES CONVENGAN PARA SACAR TAJADAS RACIALES, MÁS BIEN DE LOS BLANCOS QUE DE LOS NEGROS.
        ELLAS NO TIENEN RUMBOS FIJOS RACIALES.

  2. Definitivamente , es lo mismo que pasamos todos, desde este y pal otro lao de la raya , acá se vive la supremacía de jerarquías entre nosotras se nos imponen no, las experiencias que cada una ha tenido, la que puede hablar y alzar la voz e incluso reclamar y reprender son las mayores a las que hay que pedir permiso para tomar la palabra, sin embargo acá se replica que “la palabra esta suelta”. Definitivamente de acuerdo debemos quitarnos esa política de responsabilidad y de culpabilidad diría yo que a diario nos hacemos miramos los detalles buscando la perfección que culturalmente para nosotras es hacerlo bien y desde otros métodos. Lo digo así porque hablamos de especificaciones como negras /ros pero, decimos mira como lo hace el otro sigue su ejemplo. aprende.
    Abrazos a todas por las luchas invisibles desde el Palenque, Quilombo, Comuna y Comunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.