Los ideales de belleza excluyen a las mujeres negras

Belleza blanqueada: Los ideales de belleza excluyen a las mujeres negras

Mientras hablamos mucho sobre los ideales de belleza dañinos en los medios medios,  como la delgadez extrema, el culto al estado de forma, la excesiva sexualización, y la falsedad del photoshop, uno de los ideales más opresivos excluye a cualquiera que no sea blanca. Se trata del blanqueamiento de la belleza.

Estamos en 2017 y en el mundo de habla hispana las revistas de moda y belleza sólo cuenta con mujeres blancas en la portada casi sin excepción. Siempre ha sido así. A veces tienen el detalle de incluirnos en páginas interiores y cuando salimos en portada siempre es en contextos excepcionales y se suele dejar claro que esto se aleja de la normalidad. Exotismo.

En un contexto, el hispanoamericano y la península Ibérica donde un tercio completo de la población es negra, la grave subrepresentación de las mujeres negras (y de otras etnias) en los medios de comunicación es realmente preocupante.

Además, cuando se cuenta a las mujeres negras que se muestran en los roles positivos o representaciones, especialmente las descritas como bellas o deseables, el número es casi ridículo.

Puesto que la belleza redefinida se centra en reconocer y rechazar mensajes dañinos sobre los cuerpos y la belleza en los medios, no podemos fingir que la raza no es un factor importante en los ideales de belleza más dañinos.

Las imágenes de las mujeres blancas dominan todos los medios de comunicación, especialmente los papeles o las representaciones que muestran a las mujeres “hermosas” o deseables, no en las que muestran mujeres “graciosas”, la mejor amiga fornida, la empleada de hogar u otros estereotipos.

Pensar que esto no tiene un efecto negativo en las mujeres que raramente ven imágenes de sus propias razas representadas de una manera positiva es una locura.

Pensar que no tiene un efecto en la forma en que la gente blanca (y todas las personas) ve a las mujeres negras es igualmente demente.

Básicamente, eso significa que los ideales de belleza con fines lucrativos están funcionando. Demasiadas industrias prosperan a base de que las mujeres se sientan mal consigo mismas y busquen maneras de arreglar sus “defectos”, que las mujeres naturalmente perciben como resultado de no medir hasta los estándares de los medios de comunicación para el hermoso o incluso “promedio”.

Todos los estudios nos muestran que casi todo el mundo se siente mal. Demasiado gorda, demasiado delgada, demasiado tetona, no bastante tetona, demasiado alta, demasiado blanca, demasiado oscura …

El ideal de la belleza tradicional es casi exclusivamente blanco, por lo que es más inalcanzable para las mujeres negras. Aunque hermosas mujeres negras o latinas como Beyonce, Jennifer Lopez, y otras han logrado renombre en la cultura, las representaciones mediáticas de estas mujeres se han vuelto cada vez más “blanqueadas” con el tiempo, con un pelo más claro y liso, maquillaje más ligero  y a menudo figura más reducida.

Aunque muchas de estas transformaciones son probablemente decididas por los propios famosos o sus equipos de estilismo, algunas de las transformaciones son mucho más siniestras … y más digitales.

Compañías como Loreal y Clairol han venido utilizando photoshop para aligerar digitalmente el color de la piel y el color del pelo de las mujeres negras ofrecidas en su publicidad, incluyendo por ejemplo a Beyonce.

Además, cuando vemos mujeres negras representadas como iconos de belleza en los medios de comunicación, casi siempre se ajustan a los ideales blancos, lo que significa que ya tienen tonos de piel clara, de color claro, cabello liso, facciones faciales más blancas y figuras finas, etc.

Los ejemplos más famosos de mujeres negras o multirraciales conocidas por su belleza se ajustan consistentemente a esos estándares, y se acercan a ejemplos que son realmente inalcanzables. Zoe Saldaña, Tyra Banks, Halle Berry, Alicia Keys, Rihanna,… la lista sigue.

Incluso cuando las mujeres están siendo reconocidas por algo más que su belleza, como, por ejemplo, una nominación a un Oscar a la actriz  Gabourey Sidibe por “Precious”, una revista como Elle todavía sintió la necesidad de blanquearla con el fin de presentar su imagen en el portada.

GABOUREY-SIDIBE-ELLE

Mientras que la representación de las mujeres negras en los medios de comunicación ha aumentado ligeramente durante la última década, la búsqueda de representaciones positivas de las mujeres con tonos de piel oscura o el cabello natural es todavía casi imposible en los medios de comunicación convencionales.

Para las mujeres latinas y negras, la investigación muestra que los ideales de belleza incluyen más “curvas femeninas” que el ideal blanco dominante.

En lugar de subscribirse siempre al ideal fino, las muchachas y las mujeres negras, en algunos casos, valoran un ideal “grueso”, abarcando un cuerpo delgado pero curvado, con una cintura fina, pechos grandes y con caderas y un trasero redondo detrás.

Por el contrario, esencialmente, el ideal femenino dominante es el bronceado, la delgadez sana, sin protuberancias antiestéticas, sin celulitis, y la perfección corporal y facial que resulta de horas de trabajo: ejercicio, maquillaje, y cuidado del cabello” y 25 años más tarde, cirugía plástica y digital manipulación.

A pesar de un ideal de control que valora las “curvas femeninas” junto con el ideal del cuerpo delgado, esto sigue siendo un estándar objetivado y poco realista que es una combinación casi imposible para la mayoría de las mujeres, a menos que el photoshop extremo o la costosa y peligrosa para la vida cirugía plástica, se lleve a cabo. Nosotras seguimos sufriendo bajo estos estándares de belleza.

Sabemos que diferentes culturas pueden tener percepciones diferentes y definiciones de belleza o incluso delgadez, ya que por ejemplo algunas mujeres asiáticas consideradas de peso y figura normal en una cultura Asiática pueden ser consideradas de excesivamente delgadas o anoréxicas por las ideas occidentales del tamaño corporal.

Pero el tema central aquí no son tanto las definiciones culturales de la belleza o el tamaño del cuerpo. El tema central es el peligro que algunas personas están dispuestas a pasar a fin de lograr esos ideales.

Esencialmente, las mujeres están viendo una realidad distorsionada y se mantienen en la norma inalcanzable establecida por la no realidad de los medios de comunicación. Muy a menudo, esos estándares se basan en ideales opresivos, cargados del poder del privilegio blanco.

Para combatirlo hay que empezar reconociendo la ridícula falta de diversidad en la representación de los medios de comunicación, y sobre todo, cuando se trata de parámetros de belleza, que esto es absolutamente crucial para las personas de todas las razas y no banalizarlo y quitarle importancia desde una perspectiva feminista blanca.

Reconocerlo es el primer paso hacia el rechazo de esos mensajes y los sentimientos negativos que inspiran sobre nuestros cuerpos. Después de rechazarlos, podemos redefinir continuamente la belleza para nosotras mismas, en nuestros propios términos, con la ayuda de la gente hermosa en nuestras vidas que reconocen otras formas de belleza también.

 

Feminismo racistaAyomide Zuri

Madrid

Más textos de Ayomide

 

3 comentarios

  1. Realmente soy una adicta de afrofemina, es mi único contacto con mujeres negras latinas y eso que vivo en panama tierra de gente negra. Doy antropóloga y me encanta remitirme en talleres y charlas sobre sus artículos y en especial sentirme acompañada en la teoría y en la vida
    Con el dolor la rabia la alegría y los sueños graciassssss

  2. A mi me encanta afroféminas , empodera y devuelve la autoestima a muchas mujeres negras que lo necesitan.
    Pero también es cierto que no se exige la representación de estos estándares a sociedades asiáticas o árabes , por qué en la occidental si ?
    Es como si necesitáramos su aprobación para sentirnos bellas y otras cosas más , eso les da poder para manejarnos a su antojo , como si están de mal humor y nos tratan mal , son racistas y nos sentimos bien y si están de buen humor son multiculturalmente abiertos y os sentimos bien por ello.
    Yo estoy impresionada y agradecida con el trabajo de afrofeminas , pero a veces tengo la sensación , quizás errónea , de que hacemos mucho depender a la cultura negra de la cultura blanca , dándoles a ellos poder .

    No busco ofender a nadie , si lo hago lo siento por adelantado , es lo que percibo a veces .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s