Racismo mediático en la tele pública de Aragón

Hoy escribo indignada. Hoy me ofende un programa de la televisión autonómica aragonesa llamado “Nosotras”.

Estamos acostumbradas como mujeres racializadas a no existir en una sociedad pensada para el disfrute del hombre blanco. También somos conscientes (cada día más) de lo poco que importamos para muchas mujeres que se llaman a sí mismas feministas y dicen luchar por los derechos de las mujeres: así, en plural. Siempre tenemos la esperanza de que el camino se junte alguna vez entre “Nosotras” (valga la ironía). Lo reconozco, soy una sentimental.

Hace poco descubrí el programa “Nosotras” de la televisión aragonesa, aunque vivo en Madrid paso temporadas en Zaragoza, cuna de nuestra revista , pues allí vive Antoinette Torres Soler, la fundadora  de Afroféminas.

Me pareció un programa en principio interesante en su planteamiento y digno de una televisión pública que debe acercar valores a la ciudadanía.

El programa se centra en mostrar mujeres profesionales, artistas, catedráticas o alguna mujer que hace décadas fuese pionera en alguna actividad o trabajo. Según dice su enunciado de presentación:

La historia también está escrita por mujeres. Protagonistas que dieron los primeros pasos y abrieron camino. Mujeres extraordinarias, trabajadoras, madres… Abanderadas de ideas rompedoras, pequeñas o grandes y dispuestas a desafiar los obstáculos y a romper barreras.

Todo genial. Comencé a verlo y he llegado al quinto capítulo de emisión. A medida que pasaban los capítulos mi enfado iba creciendo, al constatar que, oh sorpresa!!!! No ha aparecido ni una sola mujer racializada en ninguno de los 5 programas.

No entiendo porque soy tan inocente y aún pienso que nos respetarán. Debería darme cuenta de que los espacios debemos ganárnoslos nosotras mismas porque esas mujeres que dicen representarnos, cuando hablan de feminismo, nunca tienen una mujer negra en la cabeza.

Somos otra cosa, representamos otro mundo. Pero para ellas no somos mujeres. O mejor dicho, mujeres a su altura.

Cuánto me ofende que aquellas que dicen luchar por las libertades de todas sólo nos vean como criadas, vulnerables o algo por el estilo. Necesitan vernos subsidiadas, penalizadas por la pobreza. Necesitan vernos necesitadas de SU ayuda.

No se qué me enfada más, constatar la realidad (que ya conocía) de que no les importamos o ese título de “Nosotras” que pretende englobarnos a todas  y que a cada minuto de programa que veía me decía: ¿es que ha nadie se le ha ocurrido que hay otras mujeres? ¿Dónde estamos nosotras?

Y al final, después de la rabia que me provoca una nueva invisibilización, me doy cuenta que no pasará sin mi lucha. Que no me ven cuando me miran. Que no me consideran una de las suyas y que cada espacio que consiga será luchando también contra los prejuicio de “Ellas”. Pues como bien dice Antoinette en sus talleres: “el problema de la mujer negra en España no es sólo un problema de hombres sino también de mujeres”. Y así es. Creo que lo que estamos haciendo en esta revista es muy digno de ser representado. Es empoderamiento sin paliativos, buenos resultados, pero las feministas blancas preferirán esconderlo siempre, no vaya a ser que parezcamos lo que somos: más avanzadas y más abiertas que la inmensa mayoría de ellas.

Feminismo racistaAutora: Ayomide Zuri

Más textos de Ayomide

3 comentarios

  1. Me encanto y eso es cierto en todos lados, no les cuento en Panama. Es una lucha a diario. Mi mejor abrazo para ustedes desde aca.

    Enviado desde mi iPhone

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s