Y tu por qué eres negro? (II). Yo iba con los Celtics

basketbol-lyudi-muzhchiny-sport-19476

Es posible que cuando Rubén H. Bermudez vea quien ha escrito la reseña sobre su obra no le emocione. Según me dijeron  este fotolibro lo hizo pensando en la gente con vivencias similares a la suya, es decir, personas afrodescendientes. Sin duda es un intento de compartir vivencias y empoderarse a través de la constatación de no estar solos es su experiencias.

La cuestión es que me dieron el libro para ojearlo y me pidieron que opinase. Lo vi una primera vez y la primera imagen que desató un interés especial en mi fue la de una de esas míticas finales Lakers-Celtics en que se se ve a mi idolatrado Larry Bird encarándose a Kareen Abdul Jabbar. Empecé a comprender que ese libro, aunque él no lo sepa, no trata sólo de él, si no de nosotros, de todos.

Soy de la misma generación que Rubén, y viendo su libro, sobre todo las primeras páginas, veo cosas familiares, comunes. Veo los que fueron sus héroes, sus referentes, tan escasos en esa España dónde simplemente no existían los negros.

ruben-h-bermudez-003

Rubén nos muestra su mundo, en el que creció. Las fotografías nos cuentan cómo a medida que fue creciendo fueron (fuimos) haciéndole ver que no era de los nuestros. Que esta no era su fiesta.

Me reconozco no en su lado de las cosas, me reconozco en el otro lado. Yo soy quien le pregunta si es hijo del butanero. Me veo en el niño que le dice negrito, en el que se ríe de él y le pide que baile como Michael Jackson, porque todos los negros bailan bien.

He leído sobre Rubén, he visto entrevistas y comprendo el mensaje que quiere transmitir en su fotolibro. Es un mensaje para los que comparten experiencias con él. Nunca podré sentir lo que el sintió y siente. Soy un varón, blanco, heterosexual. Este es mi mundo, está hecho para mi, a mi medida.

Pero lo que pasa con las obras de arte es que una vez terminadas y puestas en los ojos de otro ya dejan de ser del artista. Son otra cosa y a mí su fotolibro me ha descolocado, me ha abofeteado.

Viendo por segunda vez su fotolibro observo como sintió esa ruptura con lo que le rodeaba. Yo soy uno de los amigos con los que va a la discoteca cuando no le dejan entrar por negro. Yo entro con los demás y él se queda fuera.

Rubén nos hace poner la mirada en todos los ultrajes que sufrió por tener la piel oscura. Y me veo en quien teme y sospecha de una persona negra sentada en un portal. El hombre negro como sospechoso de inmigrante ilegal, de delincuente en potencia, el miedo irracional e insolidario.

Nos cuenta su crack, su falta de lugar es este mundo tan blanco. Pero también su descubrimiento, su empoderamiento, su despertar a su propia identidad. Eso le salvó, eso le dio esperanza y orgullo. Se vio en otros, se encontró con su verdad.

Pero Rubén, sin saberlo, me ha hecho reconocer una parte de mi verdad. Una que no me gusta y de la que no fui consciente hasta ya muy adulto. Una verdad desagradable que tiene que ver con la exclusión y racismo. Rubén me ha explicado después de décadas, por qué yo iba con los Celtics. Y saberlo no me gusta.

 

Angel De Manuel

 

Angel De Manuel

Artista Plástico y director creativo Asociación Cultural Somos Arte

 

 

 

Un comentario en “Y tu por qué eres negro? (II). Yo iba con los Celtics

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s