¿Y quien se preocupa por los niños negros?

 

55a73a1e42fff49599830e3476b8c3f5

Ya escribo desde hace algún tiempo, coopero con blogs, con revistas, sitios web … con varios espacios de comunicación alternativos que se proponen, a partir de la información, construir un mundo mejor. Pero en estos espacios siempre hay algo que me molesta: Cada vez que he escrito textos sobre la infancia, apenas tenían repercusión. El mensaje no llegaba a la otra persona.

Me preocupé mucho, pensé que la razón era por la manera de escribir, revisé los enfoques, etc y sin embargo, si el tema era los niños, el texto no funcionaba. Gradualmente estaba dejando para escribir sobre la vida de los niños negros.

Me acordé de que vivimos en una sociedad racista que nos une a los negros de la diáspora en torno a la lucha contra el racismo, pero se me olvidó que todavía es una sociedad centrada en los adultos. El conocimiento, la vida, el rendimiento y los deseos de los adultos son los que cuentan. Ser niño en esta sociedad es una preparación para la vida adulta, con la mitad de ciudadanía, la mitad de voz y la mitad de importancia.

Levantamos nuestras voces cuando se asesina a un niño negro, pero necesitamos más: Tenemos que identificar las prácticas de racismo en la infancia que matan cada día un poco más en la escuela, en la plaza, en la guardería, en las actividades deportivas.

Escribir sobre los niños negros siendo negra no es el problema. El problema es que no nos hemos liberado de este adultocentrismo rancio que no nos permite interactuar con los niños de una manera completa teniendo en cuenta su lugar en el mundo como un lugar relevante para la discusión, la problematización y el aprendizaje. Porque sí, si aprendes mucho cuando abandonas el binomio adulto/niño y dejas de pensar que todos los niños no saben nada. Si lo haces percibes una sofisticación, una frescura, una percepción de la vida que los adultos nunca volveremos a tener, percibimos el poder de construir respuestas. Así que imaginemos el poder de esta experiencia y  que esa relación con los niños puede ayudarnos a construir estrategias para confrontar el racismo.

dcfb175fea661d3b14c77856a805de47

Dejar la visión adultocentrada nos permitiría ir más allá de un paradigma curativo de estrategias para confrontar el racismo, que cuando se centra en lo adulto, actúan sobre la violencia que ya ha ocurrido. Imaginemos que la violencia racista no comenzó cuando crecíamos y crecimos, estaba allí en la niñez, impregnando el proceso de construir nuestro concepto de mi mismo, mediando nuestra relación con el mundo y haciéndonos ya allí sentirnos más pequeños, sentir un dolor por el cual aún no hemos sabido nombrar.

Los niños negros no son el problema, necesitamos traer su existencia al centro de nuestros procesos, ellos son la clave para construir una respuesta completa al racismo.

Escuchen a los niños, aprendan de ellos, tienen mucho que decirnos.

 

Viviana Santiago

 

Viviana Santiago

Creadora del Blog Palavra de Preta

Este artículo ha sido publicado previamente en portugués en Palavra de Preta y cedido a Afroféminas.

Gracias desde Afroféminas

 

 

2 comentarios en “¿Y quien se preocupa por los niños negros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s