¿Eres africana?

Tuareg
Tuareg

Desde mi experiencia personal en las relaciones con los hombres, hay un concepto, creo que muy equivocado, a cerca de lo que significa ser una mujer africana.

Más de un hombre me ha dicho, al conocer un poco de lo que yo les dejo, que tengo carácter de mujer africana. Cuando me han dicho esto, he sonreído y he aceptado eso como un halago, aunque por supuesto, no necesito el reconocimiento de ningún hombre para saber quién o qué soy. Reflexionando a cerca de ello, me he preguntado, qué significa para ellos “carácter de africana”. Entonces recuerdo quién me lo dijo y en qué contexto, y me doy cuenta de que me estaban insultando.

Y, ¿qué concepto tienen algunos de lo que significa ser africana? Voy a citar varios ejemplos. Lo primero y más importante, ser una mujer discreta, callada, que no se queje de nada. Querer tener tres o más hijos. Saber cocinar bien y tener siempre ganas. No fumar. No beber. No enseñar mucha carne: ni escote ni minifaldas. No pintarse mucho, pero sí un poco. Hacerse cargo de la casa. Trabajar fuera de casa. Saber coser. Saber planchar. Que te interese todo de lo que el hombre habla. Estar siempre de acuerdo. No levantar la voz. No llevar la contraria. No tener demasiados valores ni principios. Sonreír mucho. ¿Alguna africana se siente identificada?

african-woman

Para mí, ser una mujer africana, es ser una mujer fuerte, valiente, luchar a contracorriente en un mundo donde los hombres se quedan mirando sin hacer nada, o bebiendo el té, que viene a ser lo mismo. Es ser tolerante, comprensiva, pero ni tonta ni inocente. Es ser creativa, ser paciente, trabajadora, inteligente. Es querer superarse a sí misma cada día. Es ser consciente de que lo que quiere, lo tiene que hacer ella sola. Es tener que tragarse, muchas veces su opinión, para no desestabilizar la estructura familiar.

La mujer africana, es el motor de la sociedad sin necesidad de que nadie se lo reconozca. Ser mujer y ser africana, es, en cualquier parte del mundo, ser invisible casi siempre, a pesar de que sin ellas, nada de lo que tenemos sería posible. La mujer africana es una guerrera y lucha, desde que nace hasta el día de su muerte.

Así que, entendiendo esto, desde mi debilidad, es un halago que me digan esto, pero no, yo todavía no soy africana.

Dunia BenDunia-Aissi Gómez

“Tengo 30 años y mi nombre significa Mundo. Escribo poesía desde que aprendí a escribir. Soy hispano tunecina, nacida en Madrid y educada entre dos culturas y dos religiones.

Vivir sin escribir no sería vivir”
Foto 1. George Steinmetz Corbis
Foto 2. Goat son the Road

5 comentarios

  1. Muy buen artículo. Sería positivo que las feministas europeas, con un discurso etnocentrista, eurocentrista lo tuvieran en cuenta, para deconstruir la equívoca imagen que han creado, y siguen creando, sobre las mujeres no-Occidentales. Queremos más artículos, Dunia!.

  2. Me identifico como mujer negra, colombiana y para mas señas chocoana, tengo la influencia de tres mundos, África, América y España y de las tres tengo algo pero me identifico como mujer negra chocoana , colombiana.

  3. Muy buena definición de la mujer africana. No creo que diste mucho de la mujer de no hace tanto aquí. Cuando yo era pequeña, había un juego infantil cuya canción se refería a las mujeres con las que se querían casar los hombres así “…que sepa coser, que sepa bordar, que sepa las tablas de multiplicar. Con esta sí, con esta no, con esta señorita me caso yo”
    Increíble la exigencia que ya en un juego de niñas, nos metían en la cabeza.
    Te felicito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s