La culpa de la discriminación

Dibujo de la poeta sudafricana Lebo Mashile

Muchas veces he escuchado de personas negras que nunca se han sentido discriminadas. Nunca han sentido rechazo por su color u origen.  No hay nada que reprochar a estas afirmaciones, que son puramente subjetivas, ya que dependen  de la percepción que tiene del mundo que le rodea la persona en cuestión. Hay que tener en cuenta que hay gente que no entienden como algo negativo o siquiera importante acciones o hechos que otras si pueden ver como agresiones. Lo malo de estas afirmaciones es que demasiadas veces  vienen acompañadas de algo más.

Con demasiada frecuencia esta actitud va acompañada de incomprensión o falta de solidaridad con los que sí sienten la discriminación.  No entienden al agredido. Creen que es una percepción errónea o interesada, que algo no funciona bien. El diagnóstico sobre quien se siente agredido suele ser siempre el mismo: exageración, victimismo, no adaptarse, quejarse en exceso, excusas, incapacidad, estupidez o mentir sin más. Siempre es doloroso sentirse discriminado. Pero mucho más doloroso es que quien podría ser una víctima como tu, ya que comparte tu condición, no sea solidario contigo. Hay algo de acusación velada, de culpabilización del sufrimiento, de injusticia hacia los desfavorecidos. Hay mucho de falta de empatía, de negación y de injusticia. Hay sobre todo de esa mentalidad que cada día se extiende más en la sociedad, “cada uno tiene lo que se merece”.  Si por ejemplo eres pobre es que no has sabido progresar. Siempre habrá alguno que dirá que él con sus orígenes humildes consiguió salir adelante, trabajando mucho. “Y mira ahora todo lo que tengo…en vez de quejarme me he dedicado a trabajar”. No se parará a ver tus circunstancias . No se parará a saber de tu situación ni tu historia. Podemos poner mil ejemplos con mil tipos de discriminaciones, todas igual de injustas. No puedo dejar de pensar que detrás de esas personas puede haber un autoengaño, un no querer ver. A veces es más cómodo pasar desapercibido, no sentirte mal y no quejarte. Esconderse en ese rinconcito del que nos hablaba Natalia Mosquera en su post de ayer. Supongo que ellos mismos creen que no hay ningún problema, que todo está bien. Es una manera de evitar implicarse para mejorar las cosas. De alejarse de la realidad que quizás sea más dolorosa de lo que algunos, aparentemente muy duros, puedan soportar. Creo que no se dan cuenta del daño que causan a la lucha contra la discriminación. Los racistas (los confesos y lo ocultos) utilizan estos argumentos como pruebas de una supuesta manía persecutoria. Que a fin de cuentas es culpa nuestra.   Precisamente este texto servirá a esas personas para volver a la carga y acusarme de estar quejándome constantemente. De no saber adaptarme, de fijarme en minucias y quedarme anclada en prejuicios. Me acusarán de lloriqueo, de aprovechada por querer tener unas supuestas ventajas sobre los demás escudándome en el racismo. Pero me dará lo mismo, seguiré en la lucha para que nadie tenga que soportar el injusto peso del racismo. Las personas somos particulares. Tendemos a ponernos poco en el lugar del otro y a no comprender los sufrimientos y las razones de queja de lo demás. Desgraciadamente esto es muy humano

Autora: Sally

Un comentario

  1. Cuánta razón hay en tus palabras hermana, en cada acto discriminatorio hay diversas percepciones, depende un tanto de las circunstancias, otro tanto de la idea general de la sociedad acerca del tema y finalmente de como se lo presente, es evidente el hecho de que muchos afrodescendientes que “no han sufrido discriminación” consideran en cada reclamo, cada narratoria un acto de exageración, y por ellos, y por nosotros, es que cada día, debemos exigir el cumplimiento de nuestros derechos, de la mejor manera a mi parecer: educándonos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s