“Decidí que no me gastaba más dinero en peluquerías y que iba a cuidar de mi cabello en casa”

negra_flor_afrofeminasHoy hablamos con Negra Flor, una de las afrobloggers más conocidas en el entorno hispanohablante. Su nombre es Desirée Bela-Lobedde, tiene 35 años. Es afrodescendiente de raíces ecuatoguineanas. Nació en Barcelona. Es Diplomada en Relaciones Laborales y funcionaria de la administración local. Trabaja en el Ayuntamiento de la ciudad en la que vive, Vilanova i la Geltrú.

Afroféminas: ¿Por qué has decidido ser bloguera?
Negra Flor: Decidí ser bloguera cuando decidí que no me gastaba más dinero en peluquerías, y que iba a cuidar de mi cabello en casa. Lo que empezó siendo una especie de cuaderno de bitácora para tener constancia de mis logros y mis avances en los momentos en que pudiera flaquear, se convirtió de repente en un espacio para compartir lo que sabía y aprendía con demás persona que pudiesen estar interesadas. Con el tiempo estoy viendo que el contenido que publico es de ayuda a mucha gente, y eso me ayuda a seguir adelante con el blog.

A: ¿Cuáles son los temas que te apasionan?
NF: Me apasiona la belleza natural; a través de ella, cuando las mujeres descubrimos y somos capaces de explotar nuestra propia belleza potenciando nuestras virtudes y disimulando nuestros defectos, automáticamente ganamos en autoestima. Eso tiene un reflejo en todo lo que hacemos, porque ganamos en autoconfianza y en seguridad. Nos sentimos empoderadas y eso nos convierte en imparables. Me encanta hablar sobre el empoderamiento de la mujer, sobre la fuerza que tenemos. Que, muchas veces, parece que no acabamos de creernos todo de lo que somos capaces. Y somos capaces de mucho.

A: ¿Has logrado que te sigan muchas personas?
NF: En Facebook la página está alrededor de las 2.800 personas; en YouTube, me siguen poco más de mil personas. En Twitter creo que rondo casi los ochocientos seguidores y en Instagram hace poco que he pasado los doscientos. No todo el mundo entiende Twitter, y tampoco todo el mundo tiene Instagram instalado, porque es una red social bastante reciente. Podría mirar los números exactos, pero creo que tampoco es necesario. El hecho de que me sigan muchas personas es cosa mía, pero también es cosa de las personas que me siguen. Está claro que si los contenidos que publico no fuesen interesantes, no habría nada que hacer; pero ahí están las personas que me siguen, compartiendo y difundiendo todo ese contenido entre sus contactos.

A: A veces se piensa que la problemática afro solo le interesa a un grupo reducido de personas. ¿Qué tipo de gente te sigue?
NF: Me sigue un grupo muy heterogéneo de personas, así que no me he parado a analizar el perfil de mi “seguidor tipo”. Hay una mayoría de mujeres negras interesadas en el cuidado del pelo natural, supongo. También hay madres biológicas y no biológicas de niños y niñas de origen africano que necesitan recursos. Pero también me siguen chicas que no tienen el pelo afro y que, sin embargo, encuentran que la temática que trato en el blog es interesante. Algunas de ellas incluso se animan a poner en práctica algunos de mis consejos y se sorprenden de ver que en su pelo, pese a no ser afro, también se nota el cambio.

A: ¿Crees que la temática afro ha logrado encontrar un espacio en España?
NF: Creo que no, que la temática afro no encuentra su espacio en España. Sí reconozco, y celebro, que cada vez somos más afrobloggers, porque cada vez más chicas se animan a crear sus espacios en la red. Esto es algo realmente positivo, porque hasta hace cuatro o cinco años había muy pocos sitios online en los que obtener información sobre el cuidado del cabello en español, y había que acudir a fuentes inglesas y norteamericanas. Esto, por suerte, ha cambiado y cada vez somos más mujeres compartiendo nuestros conocimientos y nuestra experiencia. En cambio, esos espacios siguen sin aparecer en las grandes revistas de moda y belleza, o solo lo hacen esporádicamente (tengo pendiente hablar sobre ello próximamente en mi blog, así que no voy a extenderme mucho ahora al respecto).
Las firmas y los medios tienen que dejar de obviarnos porque seamos una minoría, porque yo, como mujer negra, consumo sus productos, pero no me siento representada en absoluto. Y eso creo que es lo que está faltando. No sé si estamos lejos o cerca de conseguir ese espacio, pero a mí me sigue faltando.

A: En uno de tus vídeos comentabas sobre la falta de referentes de la mujer afrodescendiente. A día de hoy, ¿ cómo ves este problema?
NF: Pues la verdad es que, como dije en ese vídeo, ahora y gracias a YouTube, la mujer afrodescendiente tiene más referentes. Precisamente ese auge del bloguismo afro y de los canales YouTube de esa temática nos ofrecen esos referentes. Yo he decidido que ya no busco esos referentes entre las celebridades. Me siento mucho más próxima y me identifico muchísimo más con muchas mujeres maravillosas que he descubierto en YouTube. Ellas son referentes reales, ejemplos de verdad de belleza afro.

A: Te voy siguiendo vía Facebook y entre tantos comentarios y consejos que te piden, me quedé con uno. Se trata de una mujer blanca, española, que su hija era mestiza y no sabía cómo enseñar a apreciar su pelo y su herencia afro. ¿Qué le aconsejaste finalmente?
NF: Hay algunas madres en la misma situación que la mujer del ejemplo que recuerdas. A todas les digo lo mismo: esto es una carrera de fondo. Es un trabajo que hay que hacer cada día reforzando a nuestras hijas (y nuestros hijos) todo lo positivo que tiene su cabello, lo bonito de su piel… son muchas cosas las que se pueden hacer, y estoy pendiente de grabar un vídeo hablando sobre este tema y sobre mi experiencia como madre de dos niñas pequeñas que se sienten bombardeadas por personajes de dibujos y princesas con melenas largas y lisas. Y, claro, ¡quieren parecerse a ellas! Así que hay que prestar atención y reforzar continuamente a nuestros hijos e hijas para que acepten la belleza de su aspecto. Y esto, evidentemente, no es aplicable solo al pelo afro, sino a todos los niños y niñas en general, porque cuando no es un pelo afro, son unas gafas o mil cosas que les hacen sentir, en determinados momentos, diferentes del resto.

A: ¿Cómo ves que evoluciona esto de cara a los colegios y las relaciones entre niños y niñas?
NF: En la clase de mi hija mayor no hay más niños negros. En la clase de mi hija menor, hay otro niño más. Y en el resto del colegio, en los demás cursos, también hay niños y niñas africanos, pero muy pocos. Lo que sí hay es bastante multiculturalidad en general en el colegio, porque hay familias de diferente procedencia, así que hay niños de África, de Sudamérica y de otras partes de Europa. Yo creo que el papel de las escuelas, de normalización y de educación en el respeto a las diferencias es importante. Pero la mayor parte del peso de esta responsabilidad recae en las familias, y delegar totalmente esta función en las escuelas no me parece correcto. Mientras haya personas que odian, temen o infravaloran al que sienten diferente a ellos y se lo transmitan a sus hijos, las escuelas ya pueden hacer de todo, que si esos niños en su casa reciben el refuerzo contrario, no sé yo si servirá de mucho lo que hagan en las escuelas.

AntoinettetsCV_Afroféminas

Entrevista realizada por Antoinette Torres Soler (año 2013)

Más de Antoinette

8 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s